Todavía es tiempo para que los diputados locales enmienden los errores cometidos y realicen un trabajo correcto, sobre todo en lo que concierne a la creación o reforma de leyes, pues de ello depende en mucho el bienestar de la ciudadanía, consideró el presidente del Consejo de Abogados de Aguascalientes, Erik Monroy Sánchez.

“Pero para que puedan hacer mejor su labor, se requiere que echen a andar como corresponde, al Instituto de Investigaciones Legislativas que desde su creación, pareciera que sólo ha sido agencia de colocación para los cercanos de diputados o cumplir favores políticos, lo cual no estaría del todo mal si estuviera gente que les ayudara a revisar mejor las iniciativas de ley y que no contravinieran con lineamientos ya existentes, como la Suprema Corte les ha marcado últimamente”.

Para estar al lado de los diputados o asesorarlos en la creación de leyes o reformas de las ya existentes, no necesariamente se requiere ser abogado, pero sí conocedor de los temas que pretendan tratar, pero todavía mejor sería que consideraran los puntos de vista de quienes se desempeñan en los distintos sectores, cosa que regularmente no han hecho, al menos en esta legislatura.

Insistió que para el trabajo legislativo se requiere no sólo ser político, sino trabajar con inquietudes, con más creatividad e interés en las causas comunes, ya no tanto de presupuesto, pues en este tiempo de pandemia se ha descubierto en buena medida la cercanía y el trabajo a distancia que permiten los medios digitales y eso debe ser mejor aprovechado.

Monroy Sánchez comentó que el Instituto de Investigaciones Legislativas está para proveer de información e iniciativas en distintos temas, a los legisladores, entonces lo que se pediría es que los diputados al menos las lean, las estudien e intercambien puntos de vista con quienes las han sugerido, pera que antepongan los intereses de sus representados y prever los errores que generarían inconformidad o afectaciones, como ha ya ocurrido.

“Ojalá la politiquería, los dimes y diretes entre diputados, así como los cuestionamientos a los gobiernos de los 3 órdenes no sean prioridad, pues a la ciudadanía lo que le interesa es que haya productividad en el Congreso del Estado y que se refleje en una mejor calidad de vida para los ciudadanos”.