Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- Luego de que ayer José Luis Vargas fuera removido de la presidencia del TEPJF, el mandatario Andrés Manuel López Obrador dijo que el Tribunal Electoral está en crisis, que todos los que lo conforman deberían renunciar, y que el nuevo Magistrado presidente Reyes Rodríguez lo insultó en una ocasión.

“Pues la verdad es que hay una situación de crisis en el Tribunal Electoral, una descomposición, de ahí la necesidad de reformar tanto el INE como el Tribunal Electoral. Me enteré ayer de que se reunieron los Magistrados y destituyeron al presidente, y resulta que el presidente que eligieron en una ocasión me insultó y lo comento para probar las características de las personas que ocupan estos cargos tan importantes”, comentó López Obrador en conferencia matutina.

“Ya es tiempo de que las cosas cambien. Ellos mismos deberían de renunciar, todos, por dignidad, por respeto a los ciudadanos”.

El Presidente mostró en pantalla un tuit del 5 octubre del 2020 en el cual el Magistrado Reyes Rodríguez dijo lo siguiente: “Ojalá ya se muera ese viejo culero de Palacio Nacional”.

Ante esto, el Mandatario federal consideró como “degradante” el nivel moral de los jueces.

“Es degradante. Entonces, lo comento porque sí hay una crisis en esta institución. Nada más que esto ayuda a comprender el nivel de descomposición que existe y del por qué de una reforma”, señaló.

Ayer, cinco de los siete integrantes de ese organismo votaron por la remoción del Magistrado Vargas a sólo nueve meses de que asumió las riendas del Tribunal Electoral y a cinco días de que fue reabierta la investigación de enriquecimiento ilícito que presentó en su contra la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Los Magistrados Janine Otálora, Felipe Fuentes, Indalfer Infante y Reyes Rodríguez avalaron la propuesta del Magistrado Felipe de la Mata de poner a discusión el desempeño de Vargas.

En su lugar, y para concluir el mandato de presidencia en 2023, fue nombrado el Magistrado Reyes Rodríguez, abierto opositor a las decisiones de Vargas al interior del Tribunal Electoral.

López Obrador urgió a que se lleve a cabo una reforma para “limpiar” al INE y al TEPJF y así terminar con el régimen de privilegios y atenciones de los que gozan los Magistrados y consejeros.

“Entonces, sí es una situación grave, lo cual amerita que haya una reforma constitucional para limpiar los dos organismos: el INE y el Tribunal.

“Y luego, lo que cuestan, ganan como dos, tres veces más que yo y están colmados de atenciones y de privilegios. O sea, es un pendiente del antiguo régimen autoritario y corrupto, es lo que se heredó, pero ya es tiempo de que las cosas cambien”, finalizó.