Salvador Rodríguez López

Las pisadas en el edificio de López Mateos y Cosío se mezclan con los clamores de la militancia para que Antonio Lugo Morales regrese, pero a informar de su labor como “dirigente” del Comité Directivo Estatal del PRI y cuál fue el destino de los millonarios recursos que recibió del Instituto Estatal Electoral (IEE).

Su renuncia se tomó como si fuera algo irrelevante, por lo que en cuanto salió de su oficina ésta fue ocupada por otro forastero que envió Alito. Como es tradicional, el recién llegado anunció que “pronto” convocará a elecciones, lo que está por verse ya que está visto que para el dirigente nacional Aguascalientes es tierra de conquista, de ahí que carezca de sustento legal y práctico lo que hace, al pasar por encima del derecho que le asiste al priismo local de nombrar a su guía.

Desde su arribo a esta ciudad, Lugo Morales mantuvo una actitud insolente que lo llevó a enemistarse con los cuadros que exigían respeto al trabajo político que cada quien llevaba a cabo. Aún cuando gozaba del apoyo sin límites del hombre que utiliza el lenguaje para aplastar a sus adversarios, finalmente no le quedó de otra que emprender las de Villadiego y dejar atrás el fallo que hubo en su contra por parte del Tribunal Electoral del Estado (TEE), que lo encontró culpable de haber ejercido violencia política en razón de género en perjuicio de una priista que lo denunció. Aunque en una reunión pública pidió una disculpa, el mal estaba hecho y eso fue la gota que derramó el vaso.

Con su renuncia dejó en el aire el informe político, administrativo y financiero, por citar lo más importante. De manera particular se debe conocer en qué utilizó las partidas mensuales que recibió del Instituto Estatal Electoral, que por disposición de ley reciben todos los partidos políticos.

La Declaración de Principios que rige al Partido Revolucionario Institucional establece que como partido “rechaza y combate la corrupción, al tiempo que se pronuncia por la honestidad, la transparencia y la rendición de cuentas que deben tener sus miembros cuando ocupan cargos en la administración pública, de elección o en el ejercicio de tareas al interior de la propia organización partidista”, de la misma forma “…demandará siempre la aplicación de las acciones legales que correspondan cuando se requieran, repudiando los actos que además de lastimar a la sociedad, agravian a la propia militancia”.

Los Estatutos disponen que los dirigentes tienen, entre otras obligaciones, que presentar cada tres meses ante los órganos superiores “los informes relativos a los actos y resultados relacionados con sus obligaciones y atribuciones partidarias, como transparencia, uso y manejo de recursos públicos (…) y los demás aplicables a su ejercicio”.

Es obligatorio que el actual encargado del CDE dé a conocer si existen en archivos los citados informes de Lugo Morales y de no ser así, que el Consejo Político Estatal o alguno de los consejos municipales exija que vuelva el ex representante del dirigente nacional a cumplir con esta obligación y en caso de negarse, que se le siga un juicio, particularmente porque el dinero que recibió del IEE proviene del erario, esto es, de los impuestos que pagan todos los aguascalentenses por lo que debe saberse el fin que tuvo cada peso.

A TORO PASADO

Con las calificaciones entregadas a cada uno de los alumnos de los distintos niveles y cuando ya gozan del período vacacional, se afirmó que “regalar” calificaciones tiene un alto costo al restar competitividad, lo que presuntamente afecta a toda la comunidad.

Sobre el particular, cabe recordar que la Secretaría de Educación Pública (SEP) dispuso que en el ciclo escolar 2021-2022 los alumnos de primaria y secundaria no pudieran ser reprobados. Mediante el acuerdo 11/06/22 se regularon las acciones específicas y extraordinarias para la conclusión del citado período. En este sentido, los estudiantes que no obstante haber tenido una comunicación intermitente o no tuvieron una presencia continua en las clases presenciales, recibirían calificación aprobatoria que debería ir en la boleta respectiva, por lo que la calificación mínima sería de 6.0, medida con la que se pretendió evitar que los niños y adolescentes se queden un año más en el mismo grado escolar, por lo anterior y bajo ninguna circunstancia los estudiantes inscritos en cualquier grado de nivel básico podían ser reprobados. La única excepción fue cuando la comunicación con el alumno fue inexistente, por lo que en la boleta se incluyó la leyenda “sin información”.

Lo anterior no le pareció al asesor del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), Guillermo Hernández Duque, al considerar que “la aprobación a ultranza de estudiantes de todos los niveles educativos es preocupante y de graves consecuencias en lo social y académico, así como de un alto costo para las empresas de Aguascalientes”.

Por lo tanto “se debe trabajar para corregir esta situación y para que no vaya en detrimento de la calidad de educación y en la formación de profesionistas”. Aseguró que la aprobación suavizada inquieta a las empresas “por el bajo perfil con el que puedan egresar los estudiantes, al no responder a las necesidades del mercado local, nacional e internacional”. Insistió que la aprobación sin merecimientos “manda un mensaje incorrecto a la sociedad” de que no importa que los estudiantes no se preparen, porque de todos modos acreditarán las materias, “lo cual es preocupante”.

Lo que no toma en cuenta el asesor del IEA es que el “pase automático” es sólo por esta vez, al tenerse en cuenta que parte del ciclo escolar que recién concluyó fue irregular en las clases presenciales y con quienes siguieron el curso por televisión o internet que no recibieron la asesoría adecuada, consecuentemente el aprendizaje fue inferior a lo que pudo haber sido si el período fuera en condiciones normales, por ello se tomó la decisión de dar calificación aprobatoria sin excepción alguna.

También se debe tomar en cuenta que una minoría de alumnos son los que estuvieron en esa situación, por lo que no se puede generalizar y suponer que lo ocurrido tendrá “un alto costo para las empresas”. Los niños y jóvenes que recibieron ese beneficio no van a buscar trabajo en lo inmediato, sino que pasarán varios años para que se incorporen al mercado laboral y para entonces es factible que los que hoy pasaron de “panzazo” hayan corregido su condición e incluso cursen una carrera profesional, por lo que no debe preocuparse el consejero del Instituto de Educación.

ENERGÍAS LIMPIAS

Con el apoyo del Gobierno del Estado más de 200 establos utilizan paneles solares, lo que además de contribuir en el combate al calentamiento global significa un ahorro económico y que se generen mejores condiciones para la inversión y en el producto final. El titular del Poder Ejecutivo, Martín Orozco Sandoval, destacó que en este sexenio se otorgaron apoyos a los productores del sector agropecuario, con la instalación de paneles solares lo que permite un ahorro en el pago de energía que va entre 70 y 90%, conforme al consumo. Este tipo de energía limpia ha llegado a los establos lecheros, porcícolas y acuícolas, mediante el programa que tiene en marcha la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroindustrial. El mandatario subrayó que el beneficio que tienen los productores es incuestionable, ya que por ejemplo hay lugares en que se pagaban hasta 15 mil pesos al mes y actualmente son 400 pesos, lo que permite destinar ese recurso para mejorar las instalaciones y hacerse de un mayor número de ejemplares. De manera paralela, se deja de contaminar al medio ambiente con gases nocivos, utilizándose sólo energía renovable, cambio que favorece a todos los que habitamos esta porción del planeta, al obtener energía limpia de la electricidad que se recibe de la radiación electromagnética que fluye del Sol.