Noé García Gómez

La ciudad de Alepo se encuentra en Siria, país que tiene una guerra civil y que básicamente comenzó en 2011 con un levantamiento de disidentes contra el gobierno con la llamada Primavera Árabe. Se les llamó así a las manifestaciones de civiles a favor de la democracia en diversos países de Medio Oriente y del norte de África.

En julio de 2012, los rebeldes autollamados Ejército Libre de Siria, integrado por civiles armados y desertores del régimen, lanzaron una ofensiva en Alepo, -que era la segunda ciudad más poblada de Siria y su capital económica- y se apoderaron de casas a mitad de la ciudad. Entonces, la ciudad de Alepo quedó dividida en dos sectores: el oeste, controlado por el régimen, donde vivían 1.2 millones de personas, y el este, en poder de los rebeldes, con 250 mil habitantes.

En Medio Oriente existe una complejidad por todas las etnias y minorías que la habitan; por ello es la variedad de actores involucrados en la guerra civil y batallas desarrolladas en Alepo. A esto hay que sumarle la intervención de actores regionales y de potencias de fuera de la región, por lo que podemos dividirlos de manera general en; El Régimen compuesto por el gobierno del presidente Bashar Al Assad, Rusia del presidente Vladimir Putin, así como por combatientes iraníes y del Hezbolá libanés, quienes apoyan al régimen sirio porque son musulmanes chiitas, una rama del Islam; y los Rebeldes, quienes se alzaron contra el régimen desde la Primavera Árabe de 2011. Básicamente son sirios disidentes que reciben armas y dinero de países occidentales como Estados Unidos y de países dominados por musulmanes sunnitas, otra rama del Islam, como Arabia Saudita; Kurdos, quienes son una minoría étnica que ha habitado Medio Oriente desde hace siglos. Se encuentran dispersos en varios países como Siria e Irak, y han aprovechado la inestabilidad regional de los últimos años para consolidar un territorio propio; Extremistas como ejemplo está El Estado Islámico, que aprovechó el caos creado por ambas guerras para tomar control de diversos territorios entre ambos países, pero existen otros.

De lo anterior hay que mencionar que potencias como Rusia y Estados Unidos han sido parte activa del conflicto, el primero apoyando al autoritario régimen de Bashar Al Assad, enviando tropas y bombardeos de su propio ejército, y el segundo, EUA, financiando material y económicamente a los disidentes, incluyendo de manera indirecta a los extremistas que integran terroristas, como ocurrió en Afganistán en los años 80 que apoyó a los rebeldes encabezados por Osama Bin Laden.

De acuerdo con el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, desde el inicio de la guerra civil en Siria en marzo de 2011, han muerto 310 mil personas, de las cuales 90 mil eran civiles que no participaban en ningún bando; esto sin considerar los miles de desplazados y niños que han quedado en la orfandad por la muerte de sus padres.

La realidad es que hoy 24 de diciembre difícilmente miles de familias en aquella ciudad tendrán una Noche Buena y de paz.

Twitter: @noeg2

¡Participa con tu opinión!