Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

Los combates entre armenios y azeríes no son nuevos y sacan a la luz una disputa étnica y religiosa enquistada desde hace décadas… (france24.com).

Comentario:

La atención del mundo se ha centrado en una pequeña región del Cáucaso: Nagorno-Karabaj. Desde el 27 de septiembre se han dado combates entre las fuerzas armenias y las fuerzas azeríes, como se les dice a los de Azerbaiyán. ¿Qué está pasando en esta zona? ¿Quiénes son y qué buscan los contendientes?

Primero tengamos una imagen mental del mapa de la región. Imagínese una franja horizontal donde, de derecha a izquierda, tenemos a Turquía, Armenia, Nagorno-Karabaj, Azerbaiyán y Rusia. Pongamos a Georgia al norte e Irán al sur y tenemos la perspectiva global de la región. Nótese que Nagorno-Karabaj (N-K) está de sándwich entre Armenia y Azerbaiyán. Y sí, estos dos países reclaman la propiedad de N-K. ¿Por qué?

Azerbaiyán declara que, desde la época de la Unión Soviética, N-K estaba bajo su jurisdicción. Por tanto, luego de la desintegración de la URSS, N-K debería ser una provincia de Azerbaiyán. Suena impecable su argumento. Pero…

La población de N-K, es predominantemente de origen armenio y católica ortodoxa. Cuando la URSS se esfumó, ellos votaron por pertenecer a Armenia, por la cultura y religión en común. En Azerbaiyán predominan los musulmanes. ¿Quién tiene la razón?

Los dos y ninguno. Una tercera opción sería que N-K fuera independiente y existe un grupo de personas que luchan por esto. Los armenios están de acuerdo con esta opción, porque un país independiente seguramente se acercaría a Armenia por sus semejanzas culturales. Los de Azerbaiyán, se oponen.

Apenas había salido la URSS cuando apareció el conflicto armado. En 1988 se desató la guerra entre armenios y azeríes. Esta duró hasta el 1994 con un acuerdo de cese al fuego, más no un convenio sobre el futuro de N-K. Otros asuntos distrajeron a ambos países y la región vivió en paz. Aunque hubo intentos de negociaciones para finiquitar el conflicto, siempre había algo que alguno de los dos países no podía aceptar y así se llegó hasta el 2020.

Algo que sí hicieron los países en este período, fue acumular armamento. Los turcos respaldando a Azerbaiyán y los rusos a los armenios. Si bien Putin también tiene nexos con el presidente azerí. Los combates se acaban de reanudar; principalmente con las fuerzas azeríes atacando en las fronteras de N-K, buscando accesos. Rusia no se ha inmiscuido en el conflicto y es difícil predecir qué haría en caso de participar, ya que se supone que los dos son sus aliados. Turquía claramente apoyará a Azerbaiyán.

Un conflicto difícil de resolver. La humanidad siempre peleando.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com