David Loji
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO- Puede ser que consideres al auto como tu espacio seguro en medio del tráfico. Sin embargo, incluso ahí el peligro acecha: los delincuentes estudian a sus víctimas potenciales y, en el momento más oportuno, las despojan de sus pertenencias. Para reducir el riesgo de que te asalten mientras conduces, especialistas en seguridad del Centro Dinámico Pegaso, te da las siguientes recomendaciones preventivas:

Sin pérdidas que lamentar
Lo más importante es la seguridad del conductor y los pasajeros, por ello, si el asalto es inminente, no te resistas. Lo repetimos: no te resistas. Deja ir los bienes materiales y no arriesgues la vida.

Sé impredecible
Evita recorrer diariamente la misma ruta de tu casa al trabajo e intercala los recorridos sin seguir un patrón establecido. De esa manera, evitarás que los delincuentes puedan establecer un plan para asaltarte.

Mantén la distancia
Durante los embotellamientos eres un blanco fácil, para contar con espacio de maniobra, siempre mantén una distancia de medio auto frente al vehículo de enfrente. En caso de un cristalazo, aprovecha este espacio para escapar.

Siempre alerta
Los asaltantes identifican a las personas que conducen distraídas con el teléfono o el sistema de sonido, por ello se recomienda estar siempre alerta del entorno y preparado para reaccionar en caso de una agresión. Una actitud defensiva suele disuadir a los criminales.

En movimiento constante
Procura que tu vehículo esté en movimiento el mayor tiempo posible, planifica tus salidas en los horarios menos conflictivos y a través de rutas con poco tránsito. Recuerda que los delincuentes buscan detener el desplazamiento de sus víctimas.

De bajo perfil
No uses objetos ostentosos o de valor, como relojes, joyería llamativa y smartphones, de esa manera podrás desplazarte sin llamar la atención. De hecho, procura llevar únicamente lo que estás dispuesto a perder, porque el delincuente normalmente no se retira con las manos vacías.

Bajo candado
Aunque suene a una obviedad, conduce con los seguros puestos y las ventanas cerradas. Es más, de preferencia, instala película antiasalto.

Con el radar encendido
Detecta actitudes sospechosas de otros vehículos, especialmente motonetas con más de una persona. Identifícalas con anticipación y procura alejarte de ellas.

Hasta en el taxi
Si usas transporte público y taxis, no aceptes ningún tipo de bebida o dulce que te ofrezca el conductor. Además, procura usar taxis de sitios conocidos, aplicaciones de transporte privado y envía una imagen del transporte a un familiar.