Carlos Alberto Velázquez
Agencia Reforma

CDMX.- Desde pequeño, Sergio Pérez soñaba con triunfar en la Fórmula 1 y su hazaña del domingo en Bahrein quedará grabada en la historia del deporte motor.
El tapatío conquistó el Gran Premio de Sakhir, primera victoria de un mexicano en la F1 en 50 años, pues la leyenda, Pedro Rodríguez ganó, por segunda ocasión, en 1970.
Con este éxito en el desierto, “Checo” coronó una trayectoria de 10 años en la máxima categoría, que inició en los seriales karts nacionales, pasando por Fórmula 3 Británica y luego con el subcampeonato en la GP2 en 2010, para luego emigrar a la F1 con Sauber en 2011.
«Tantos años, tantos esfuerzos, tantos sacrificios. Momentos malos y buenos, falta de oportunidades. Tantos momentos en mi vida he soñado por estar aquí y hoy es un día muy especial», dijo el mexicano, quien aún no cuenta con un equipo para correr en 2021, aunque esta victoria le podría abrir el panorama para llegar a Red Bull, equipo que lo tiene entre sus opciones.
«Es uno de los días más increíbles de mi vida porque tantos años lo he soñado. Poner ese Himno Nacional en lo más alto de la Fórmula Uno.
«Hoy para mí es un día de mucho orgullo, para mi familia, para Carlos Slim que tanto me ha apoyado, para tanta gente que ha estado involucrada en este proyecto. Esperamos que no sea la última victoria en la Fórmula Uno», dijo.
Al cruzar la meta en Bahrein, Pérez lo hizo pensando en su familia, pues al terminar pidió a la gente de su pit que se aseguraran que su hijo Sergio, que en 15 días cumple 3 años, estuviera viendo el logro de su papá.

¡Participa con tu opinión!