El ex presidente del Patronato de la Feria, Roberto Díaz Ruiz, consideró necesario que continúe en pie la planeación de la verbena de San Marcos, independiente de la fecha a realizarse siempre y cuando antes sea superada la pandemia provocada por el coronavirus.
Por ser un escaparate económico de suma importancia y la época más importante para los giros como el hotelero y restaurantero, que en conjunto generan un número importante de empleos, es importante que se pueda desarrollar.
En entrevista para El Heraldo, Díaz Ruiz precisó que atendiéndose las recomendaciones de manera responsable emitidas por el sector salud, se debe de postergar la edición de este año de la Feria el tiempo que sea necesario.
Sin embargo, una vez que sea superado el periodo de confinamiento, los planes del festejo más importante en el país en su tipo deben cumplirse.
Reiteró que la Feria provoca una derrama económica de hasta 8 mil millones de pesos, permitiendo que rubros como el hotelero y restaurantero, sólo por mencionar algunos, puedan reactivarse de manera importante, incluso antes y después de su conclusión.
Con la parálisis económica causada por el COVID-19, la realización de la verbena de San Marcos, permitiría en parte subsanar un porcentaje de los estragos ocasionados por la pandemia.
“Primero es la salud desde luego, una vez que pase este periodo que de acuerdo a los especialistas pudiera ser hasta septiembre, pudiera ser que la Feria se realice junto con el Festival de Calaveras. La verbena es muy importante para la economía del estado”, resaltó.