Amalia Díaz Ponce, jefa del departamento de Optometría de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, señaló que el glaucoma puede manifestarse de un día para otro sin síntomas previos, lo que hace esencial que la población acuda a recibir consultas médicas para la detección oportuna de esta enfermedad. La especialista indicó que los factores de riesgo incluyen predisposición genética, miopía elevada, tener más de 40 años de edad y padecer enfermedades como la diabetes o tener presiones intraoculares altas.
Advirtió que, dado que estos factores de riesgo están poco definidos, es necesario generar una cultura de cuidado y conciencia entre la población para identificar este padecimiento, que puede provocar ceguera. El daño al nervio óptico causado por el glaucoma es una de las afecciones oculares crónicas irreversibles más comunes y se ubica como la segunda causa de ceguera a nivel mundial.
Para prevenir el glaucoma, la especialista de la UAA recomendó realizar evaluaciones oculares periódicas, al menos una vez al año, en las que se debe incluir el estudio del fondo de ojo y la toma de presión intraocular. La enfermedad puede comenzar por afectar la visión periférica del paciente, y debido a la poca certeza en la aparición de síntomas previos, se aconseja realizar estudios periódicos de detección oportuna con un profesional de la optometría.
Díaz Ponce destacó que la institución universitaria cuenta con una Clínica de Optometría dentro de los servicios que ofrece la Unidad Médico Didáctica (UMD) de la UAA. En esta clínica, se ofrecen estudios visuales a costos muy accesibles para el público en general.