Con la intención de evitar brotes de enfermedades que se creían controladas, especialistas médicos recomendaron a los padres de familia revisar  esquemas de vacunación de los menores en el hogar y prevenir de esa manera complicaciones en la salud y hasta daños físicos irreparables. Salvador Pineda Cárdenas, pediatra y gerente del principal laboratorio mundial en la producción de vacunas, reconoció que en algunos casos sigue existiendo resistencia para que los menores de edad cumplan con cuadros de vacunación.

Si bien actualmente en la población persiste temor de acudir al médico por los riesgos que significa exponerse a un posible contagio por coronavirus, es necesario que los padres de familia o tutores interpreten la cartilla de vacunación de sus hijos y en caso de que existan biológicos pendientes de aplicarse, hacer cita para que a la brevedad posible sea empleada.

El especialista, precisó que la resistencia de parte de grupos antivacunas, ha desencadenado problemas de salud importantes, luego de que ha resurgido un nuevo brote de sarampión, del cual se habla poco pero que resulta preocupante, al ser una enfermedad que se creía abatida en el país. Por lo anterior, Pineda Cárdenas dijo que es indispensable que la población valore la medicina preventiva, de lo contrario se corre el riesgo de enfrentar gastos mayores para atender problemas de salud y hasta padecer secuelas irreparables.

En otras partes del mundo han resurgido brotes de padecimientos como poliomielitis, a consecuencia de la resistencia para la aplicación de biológicos que permiten prevenir dicha enfermedad. Finalmente, explicó que para que una enfermedad sea erradicada es necesario que durante cinco años no se registre ni un solo caso, así como el mismo lapso de tiempo sin que se encuentren rasgos de la bacteria o virus en el medio ambiente y agua. La única enfermedad erradicada a nivel mundial dijo, ha sido la viruela.

“Se debe de entender la importancia que significa que un niño tenga aplicada todas sus vacunas, se estima que en el país 3 de cada 10 niños no van al corriente con su esquema de salud. De la misma forma también los adultos deben tener el tiempo para aplicarse vacunas que ayuden a prevenir enfermedades como la influenza”, concluyó.