DCIM100MEDIADJI_0861.JPG

El Instituto de Educación de Aguascalientes informó que al cierre de del ciclo lectivo 2020-2021, las estadísticas de educación inicial en niñas y niños que requieren educación especial confirman una deserción de ochenta y cinco estudiantes. Para ello, se diseñan nuevas estrategias para reincorporar a los menores con alguna discapacidad al siguiente año escolar tanto en los centros de atención múltiple como en las escuelas regulares.
Diana Itzel Gómez Muñoz, jefa del departamento de educación especial del IEA, señaló que 1,380 niños con discapacidad severa o múltiple se hallan incorporados en los CAM y otros 7 mil menores acuden a las escuelas regulares en los tres niveles de básica.
La discapacidad más frecuente atendida es la intelectual, donde muchos de estos estudiantes están incorporados a las escuelas regulares, aunque otros más únicamente pueden asistir a los Centros de Atención Múltiple al no contar con las habilidades para convivir y aprender de modo regular.
En entrevista con El Heraldo, Gomez Muñoz aclaró que la deserción no es sinónimo de haber perdido a los menores especiales y que los trabajadores sociales se dieron a la tarea de acudir a las casas para recuperarlos y conocer la situación particular de cada uno de ellos. Aclaró que la mayoría de los estudiantes con alguna discapacidad fueron atendidos a distancia y que cuando se pudo regresar a presencial los niños y los adolescentes volvieron a los Centros de Atención Múltiple y a las escuelas regulares.