El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial lanzó ayer un llamado a todas las personas que utilizan las plataformas e-commerce a realizar sus pagos a través de tarjetas de débito, no tarjetas de crédito a la cual se le deposite la cantidad que cubrirá la compra de determinado producto o servicio, y de esta manera se proteja de cargos no deseados ni del robo de identidad.
Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, aseveró que todavía falta mucha información entre los nuevos usuarios del comercio electrónico para que se cuiden y eviten riesgos. El primer paso es acudir a su banco para solicitar su tarjeta de débito y se hace el depósito inicial y cuando se hacen operaciones en línea se deposita la cantidad a la cuenta a la que harán el cargo.
“De esta manera se evitan compras adicionales que la persona no haya autorizado en sus propias tarjetas de crédito. Estas medidas de cuidado deben aplicarse para el comercio electrónico que se realiza desde celulares, tabletas o computadoras”, recalcó.
Además, debe recordarse que los dispositivos inteligentes tienen muchas funciones y si se cuenta con la aplicación del propio banco puede realizar pagos a través de un código QR ligado a una tarjeta de débito y de esta manera se eviten cargos adicionales no reconocidos.
Alberto Aldape Barrios señaló que cuando una persona acude a su banco para solicitar una tarjeta de débito, es importante que pida una con un saldo mínimo promedio bajo y que no cobre comisiones por las transacciones electrónicas.
Reiteró que aquellas personas que apenas comienzan a utilizar el comercio electrónico deben contratar una tarjeta de débito en donde depositen la cantidad de lo que están adquiriendo, con esto se disminuye el riesgo de que se hagan compras cargándola a la tarjeta de crédito y por ende se limita el riesgo que pudiera presentarse en esa herramienta.
Finalmente, apuntó que para el pago de productos o servicios, las plataformas que lo ofrecen cada vez son más seguras, son de confianza como PayPal, pues tienen suficientes candados para que no sean hackeadas y se hagan transacciones electrónicas seguras.