En el tema de la inconformidad que mediáticamente han mostrado empresarios desarrolladores de vivienda, promotores inmobiliarios, notarios, arquitectos e ingenieros, en torno al pretendido aumento al 3% al Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI), el diputado Arturo Piña Alvarado consideró importante que continúen los intercambios de puntos de vista y opciones de parte de empresarios y de la autoridad municipal capitalina.
Lo que debe quedar claro, resaltó, es que los diputados son de trabajo y en este caso, los empresarios deben tener conocimiento que no legislarán detrás de un escritorio, por ello es por lo que ya han escuchado de primera mano las inquietudes que tienen en torno a la propuesta municipal de subir un 50% del ISABI, pero también se debe escuchar la justificación de la contraparte, que plantea la necesidad de consolidar y desarrollar obras prioritarias en beneficio de la ciudadanía.
QUE YA SE LA SABE. En su calidad de integrante de la Comisión de Planeación de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Piña Alvarado comentó que él ya fue alcalde y sabe de las necesidades que se tienen en los municipios, los cuales deben solventarse con recursos propios en la mayoría de los casos, por lo que entiende también el requerimiento que se plantea a través de su Ley de Ingresos, en la que propone aumentar el ISABI del 2% como está actualmente al 3% como se requiere a partir de 2022, y que deberá convencer a los legisladores para ello.

RASCARSE CON SUS UÑAS. El diputado Piña Alvarado comentó que los municipios también tuvieron pérdidas y sus necesidades crecieron, más ante el proceso de pandemia en el que hubo reducción de recursos y creció la demanda de servicios sociales, “en cada municipio es alta y que al verse duplicada o triplicada por obligación constitucional, cada presidencia municipal debe resolver en sus respectivas cabeceras”.

¡Participa con tu opinión!