Con la finalidad de que los recursos públicos para combatir los efectos de la pandemia de COVID-19, sean entregados a quien realmente los necesitan, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción demandó máxima pulcritud en el manejo de los diversos apoyos. Su titular Aquiles Romero, exhortó a las autoridades a dirigirse de manera recta, para evitar que los apoyos sean destinados de manera errónea.
Aquiles Romero agregó que no solamente los apoyos financieros como los créditos blandos y apoyos alimenticios deberán de ser entregados de manera transparente, sino incluso también las licitaciones de obra pública y toda partida extraordinaria recientemente aprobadas y anunciadas para mitigar los efectos económicos adversos que ha ocasionado el coronavirus. Agregó que al tratarse de una importante cantidad de recursos públicos, es importante que las máximas autoridades tanto del estado y municipales, sean vigilantes de que no existan situaciones irresponsables de parte de servidores públicos. Detalló que los principales organismos que se encargarán a la par de la vigilancia de los mismos son en primer lugar los Órganos Internos de Control, seguidos del Órgano Superior de Fiscalización, además de que el propio Sistema Anticorrupción estudiará para evaluar los procesos que sean necesarios.

“La pandemia implica que se tengan que llevar procesos de excepción, pero en ningún caso podemos descuidar que todas estas acciones se tienen que llevar con posteriores acciones de control y fiscalización” Aquiles Romero, SEA.