Llama el DIF Estatal a los adultos mayores que ya recibieron su primera dosis de vacuna anti-COVID a no relajar las medidas, sino por el contrario, mantenerlas sobre todo ante la víspera de la Semana Santa y el periodo vacacional, advirtió la geriatra del organismo, María de Lourdes Aviña Montoya.
La especialista enfatizó que no porque ya hayan recibido muchos adultos mayores la primera dosis de la vacuna, aún no se alcanza la eficacia de la protección al 100%, por lo que aún están expuestos a contraer la enfermedad.
Asimismo, exhortó a los adultos mayores a no tener miedo de aplicarse la vacuna y confiar en ella, ya que quienes se han inmunizado han presentado en algunos casos reacciones muy leves que van desde dolor en el brazo donde fue aplicada, un poco de malestar general, dolor de cuerpo y de cabeza pero sin ninguna complicación grave.
Adicionalmente, enfatizó la importancia de que se continúen con las medidas a pesar de contar con su primera dosis en cuanto al uso del cubrebocas, mantener el distanciamiento social, el lavado constante de manos y el uso de gel antibacterial. “Esperemos que en las próximas semanas que llegue la segunda dosis se alcance una protección mayor al 85 o 90% dependiendo de la vacuna, para que sus familiares sin síntomas de COVID puedan ir a visitarlos manteniendo las medidas de protección que hasta ahora vamos llevando durante lo que resta del año”.
En el caso de los adultos mayores que vayan a recibir su primera vacuna, Aviña Montoya les pidió que se hidraten correctamente antes y después de la aplicación, no dejar de tomar sus medicamentos ni antes ni días después de la inmunización, tener un control de su presión arterial y checar su temperatura, para ver que no haya algún tipo de reacción secundaria a la misma, además de mantener la alimentación de manera habitual. “No requieren de algún tipo de dieta especial y sobre todo que sigan con las medidas. No por tener ya una primera dosis de vacunas, estamos exentos de contraer la infección. Viene Semana Santa y las vacaciones y tenemos que cuidarnos muchísimo”.