Sacar los urbanos del Centro no es la panacea para los problemas de movilidad, contaminación y seguridad peatonal que padece el corazón citadino, explicó Omar Vázquez Gloria.
El decano del Centro de las Ciencias de la Construcción y el Diseño, de la UAA, dijo que esa medida la han tomado muchas ciudades como paso para solucionar saturación en los centros históricos, y el resultado no ha sido exitoso siempre.
En ese sentido, se pronunció a favor de que sea primero la regulación, modernización del sistema de transporte urbano y el establecimiento de rutas pertinentes, las que puedan dar una nueva dinámica a la movilidad desde y hacia el Centro de la ciudad.
En entrevista, indicó que sí es posible regular el servicio de transporte, mejorar su calidad y precisar sus horarios, pero no es de un día para otro y menos luego de décadas de que la movilidad y el sistema de transporte han sido regidos por criterios añejos y poco funcionales.
Consideró que el actual programa de movilidad puesto en marcha por el Gobierno Estatal tiene sustento y si bien algunos de sus objetivos serán de largo plazo, empieza a dar señales de avance que habrán de ir abarcando y mejorando prácticas.
“Está diseñado no sólo para el transporte público, sino para el automóvil particular, los transportes alternativos como la bicicleta y desde luego para el peatón, pero la cultura actual no funciona así y revertirla llevará tiempo, requiere de mucha voluntad”.
Finalmente, Vázquez Gloria dijo que ante ese escenario no es necesario sacar los urbanos del Centro de la ciudad, sino mejorarlos y darle el beneficio de la duda de que las cosas mejorarán sustancialmente.