Armando Santana Valdés, presidente de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo, reveló ayer la competencia desleal que hace actualmente el gremio taxista de Aguascalientes al prestar indebidamente servicios de colectivo hacia los municipios de Calvillo, San José de Gracia, Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos y Ciénega Grande en Asientos, y a Palo Alto, en el Llano.
Aseveró que desde hace algunas semanas a causa del bajo pasaje derivado de la contingencia sanitaria, los vehículos taxi comenzaron a prestar servicios de colectivo y esta situación se ha reportado a la Dirección de Transporte Público y a la Coordinación de Movilidad, porque está claro que cada modalidad de transporte tiene sus campos de acción.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de Enlace de Transporte Colectivo Foráneo confía que pronto la autoridad tome cartas en el asunto y regularice estas situaciones e incluso recordó que la Ley de Movilidad faculta para que se pueda solicitar el apoyo de la Policía Estatal y de la Municipal para avanzar en determinadas supervisiones, en caso de que tenga baja cantidad de personal en funciones.
Indicó que el transporte colectivo foráneo sigue restringido a circular con 9 pasajeros con la finalidad de mantener la sana distancia, pero se observa que en esos municipios circulan los vehículos taxis que prestan el servicio de colectivo y no guardan las medidas sanitarias.
“Se han observado taxis que viajan con cinco o seis pasajeros, mientras que la ley les permite un cupo máximo de cuatro personas. Esta competencia desleal de los taxistas afecta al transporte colectivo foráneo, el cual reconoce la necesidad urgente de concretar las reformas a rutas para ampliar los servicios a determinadas comunidades”.
La dinámica de esos vehículos de taxi desleales es que viajan incluso delante de la camioneta foránea y durante el trayecto van levantando el pasaje, lo cual está prohibido al no ser transporte colectivo, son taxis que trasladan a un solo usuario a su destino.
El transporte colectivo no se pelea con la situación de que tres o cuatro personas se pongan de acuerdo y paguen un taxi a determinado lugar, el asunto es la competencia desleal que generan al ir subiendo pasaje durante los trayectos y más cuando va circulando pegado a la combi, eso ya ha ocasionado connatos de peleas entre choferes.