Al no ser la primera advertencia sobre los niveles de inseguridad que se viven en varias colonias del oriente de la ciudad –como Villas de Nuestra Señora de la Asunción o Pintores Mexicanos–, es momento de atender el reclamo de aumentar los programas sociales y de prevención del delito en aquellos lugares, antes que esperar la presencia de alguna tragedia para que se actúe.
Así lo manifestó el diputado Cuauhtémoc Escobedo Tejada, quien mencionó que es tiempo de abrir los canales reales de comunicación con taxistas y choferes de camiones urbanos, que son los que, al tener un trabajo itinerante por toda la ciudad y municipios, tienen el pulso de los reclamos que imperan en los distintos sectores en cuanto a inseguridad, por lo que cualquier llamado de atención o de auxilio no debe soslayarse.
Lamentablemente, comentó, las luces de emergencia se encienden sobre todo cuando ocurre alguna tragedia, y así transcurren algunos días de preocupación y atención, pero, al paso del tiempo, “todo vuelve a la normalidad” sin dar solución al problema. Por ello, el legislador insistió que, más que patrullas o policías, sería conveniente abrir los canales de comunicación y cercanía con quienes trabajan en el transporte público.
OTRAS ESTRATEGIAS. Escobedo añadió que también deberían implementarse y mejorarse programas sociales hacia los puntos conflictivos, aquellos en donde los roles de desintegración y familiares son más notorios, y donde, por policías y ciudadanos, tienen identificado que hay tráfico de drogas, que corren como ríos caudalosos.
El diputado Escobedo Tejada lamentó el hecho en que perdió la vida un taxista en Pintores Mexicanos, que llevó a que trabajadores del volante tomaran las calles y se manifestaran ayer frente a la Fiscalía del Estado. “Lo que ellos digan, no debería ponerse en tela de duda”.

¡Participa con tu opinión!