Tras señalar que estas elecciones serán una prueba de fuego, porque no se puede privilegiar el proselitismo, sobre la salud y bienestar de la población, Juan Manuel Ávila advirtió que dada la emergencia sanitaria que se vive, no pueden tener cabida los eventos públicos o privados en los que no se pueda guardar la sana distancia.

El presidente local de la Coparmex añadió que no debe recurrirse al acarreo o acompañantes voluntarios al registro de candidatos, por el riesgo que ello conlleva, ni el toca toca, reuniones vecinales, u otras añejas modalidades de campaña que en la actualidad no aplican.

Asimismo, consideró que el proceso electoral no debe abonar a más muertes, por lo que la autoridad electoral debe imponer restricciones sanitarias y los partidos políticos ser más conscientes, y recordó que considerando lo que indica el Semáforo Epidemiológico Federal, en las elecciones que se desarrollarán en todo el país deberá privar la sensatez y la prevención.

AGUAS AGITADAS. El líder patronal señaló que se vive un ambiente político de mucha agitación, una vez que han iniciado los pre-registros, y los ánimos se encenderán aún más con los registros y la contienda entre candidatos.

Comentó que en el caso de la Coparmex, que participa en los debates de los aspirantes a un cargo de elección popular, se analizará un formato, acorde a las circunstancias sanitarias, que en su momento se dará a conocer.

 

“Deben innovar, hacer proselitismo por medios electrónicos y buscar alternativas que no pongan en peligro de contagio a sus candidatos y simpatizantes…” Juan Manuel Ávila, Coparmex