Momentos complicados como los que atraviesa actualmente el país ante la contingencia sanitaria por la presencia del COVID-19, deberían obligar a las autoridades a actuar sin titubeos ni vacilaciones y es lo que se exige a la Federación, para que no deje solos a los estados para que le hagan frente a la crisis económica que se avecina.
Así lo consideró la diputada Elsa Amabel Landín, quien comentó que por parte del Gobierno Estatal se ha dado el primer paso, apoyado por el legislativo, en la definición de montos económicos para apoyar a empresarios y sus trabajadores, así como a familias en condiciones vulnerables.
Pero sin duda, consideró, se necesitará de la aportación de la Federación para extender los apoyos a las grandes empresas establecidas en el territorio estatal que también han sido impactadas por el problema de salud, que al menos aquí se ha sabido llevar de manera adecuada, gracias a la colaboración de la ciudadanía.
Por lo pronto, ha solicitado al Congreso del Estado se haga un exhorto al presidente de México para que defina con claridad los montos respecto de las asignaciones de recursos extraordinarios que destinará a los estados y municipios del país, así como para que establezca las políticas públicas y el Plan de Acción a seguir en los rubros político, económico y social durante la contingencia y posterior a la misma.