Además de clausurar y asegurar los lugares en donde se encontró combustible de dudosa procedencia y almacenado con alto riesgo, lo que podría presumirse como huachicol, las autoridades estatales deben ir más a fondo en la investigación y de ser necesario presentar detenidos, manifestó el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz.

Refirió que es increíble que las autoridades no se pudieran dar cuenta de la existencia de combustible ilícito en la entidad, sobre todo porque a los transportistas “nos traen cortitos con ese tema, es difícil llegar con un camión con combustible sin documentar, todos están bien investigados, tienen una hora de salida del centro de almacenamiento a la estación de servicio a descargar, se firman varias bitácoras, no es sencillo su traslado”.

Si se hizo el operativo de Protección Civil encontrando anomalías de inseguridad en el almacenamiento del combustible, debe hacerse la investigación y llegar al fondo, no quedarse con el aseguramiento del combustible solamente.

La información sobre la procedencia del combustible es fácil de encontrarla, inclusive ahora que es más común que lleguen gasolinas y diesel extranjeros para marcas que operan en el estado y prácticamente en todo el país, pues en todos los casos deben contar con los permisos correspondientes para evitar que haya sido internado de manera ilegal.

En los cinco casos donde se detectó almacenamiento inseguro y que no se pudo comprobar la procedencia del combustible, es donde las autoridades locales deben comenzar con la investigación a fondo y verificar que todo está en orden.