El desconocimiento de quienes son usuarios de pólizas de seguros para autos, hace que cometan errores durante un siniestro natural y como consecuencia, los daños no son cubiertos por las aseguradoras, señaló la ex vicepresidenta de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas en Aguascalientes, Xóchitl Padilla Padilla.

Detalló que ante la actual temporada de lluvias y las inundaciones que se dan en avenidas o pasos a desnivel, donde es común que los coches se queden varados, lo recomendable es apagar su vehículo y llamar de inmediato a la aseguradora, ya que muchos por desconocimiento encienden la unidad, se ponen en riesgo por salvar bienes, aumentan la velocidad o hay quienes incluso suben el auto a banquetas o camellones. “En el tema de las lluvias, las aseguradoras pueden apoyar cuando tienen un vehículo que se queda parado y uno de los servicios gratuitos es la grúa, pero más allá de nada más moverlo, ha habido muchos autos que realmente se dañan”.

Afirmó que para las instituciones de seguros, la seguridad de la persona debe ser primero siempre, y lo segundo es no agravar el riesgo. “Si una persona en un auto ve que no va a pasar, por ejemplo en un paso a desnivel que está inundado, lo mejor es no meterse y quedarse ahí porque si lo hacen están agravando el riesgo porque saben que es peligroso y se ponen en riesgo a las personas y al vehículo y además que la aseguradora no cubra los daños porque pudieron evitarlo”.

Padilla Padilla comentó que en caso de pérdida total de un vehículo en una inundación, las aseguradoras pagan el 100% del valor de la unidad menos el deducible que es del 5%, para aquellos que cuentan con una póliza de Cobertura Amplia, por lo que en promedio la indemnización oscila en los 100 mil pesos o más dependiendo del tipo de vehículo y el modelo. “Es importante contar con un seguro porque hay familias que ahorran por varios años para poder pagar su vehículo y no lo tienen asegurado y lo pudieran perder en un siniestro de causas naturales como las lluvias”.