Tantas veces se recurre al cuestionamiento de, qué fue primero ¿el huevo o la gallina?, como una manera de poner en un dilema a alguien que, presuntamente, pretende ganar una discusión y en la que, a final de cuentas, nadie tiene una respuesta concreta, puesto que podría dedicarse un tiempo interminable sin lograr que una de las partes acepte los fundamentos del otro.

Lo anterior viene a comentario por lo que sucede con los más de 100 fraccionamientos que carecen de servicios públicos, debido a que no han sido municipalizados, por lo que los residentes sufren toda clase de vicisitudes en su vida diaria.

El problema de fondo radica en la excesiva tolerancia de las autoridades con los constructores y vendedores de viviendas, al permitir que se comercialicen las casas sin haber cumplido con un requisito tan elemental como es haber entregado el fraccionamiento al Ayuntamiento, por lo que, tardíamente, cientos de familias se dan cuenta del conflicto que recibieron.

Aunque parezca irritante para las y los diputados, también son responsables de esta situación al no incluir en la ley la obligación de que se acate ese requisito, con lo que ya no sería a libre albedrío de la autoridad exigirlo o hacerse que no sabe.

El secretario de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (SGUOT), Armando Roque Cruz, aseguró que existe en Aguascalientes más de 100 asentamientos humanos no municipalizados, al no cumplir con lo que dispone la ley para que la prestación de servicios públicos quede a cargo del gobierno municipal.

Afirmó que la dependencia a su cargo trata de incentivar a los fraccionadores para que cubran los requerimientos que faltan y obtengan la aquiescencia del Ayuntamiento, al considerar que no hacerlo “va en perjuicio de los habitantes de las viviendas que no cuentan con los servicios básicos como limpia, alumbrado público y otros, de manera regular y segura”.

Para lograr esa meta Roque Cruz aseguró que existe una coordinación con el área de Desarrollo Urbano municipal, lo cual permite dar seguimiento a este asunto, que en algunos casos signifique sólo darle continuidad a un dictamen y que al no hacerlo el fraccionador se estanca el trámite.

Hay lugares que tienen años en estas circunstancias, por lo que en apego a una norma no escrita, el funcionario responsabilizó a gobiernos anteriores de haberlos autorizado, lo que representa una “mala herencia” y que ahora implica “un verdadero desafío para actualizar los pendientes”.

En los dos años de esta administración se han autorizado 38 desarrollos urbanos, de los cuales 10 han sido objeto de modificaciones y se ha dado anuencia para 19 condominios y tres espacios especiales (dos panteones y un parque industrial) y con recorridos semanales se constata los avances y el cumplimiento de las condiciones fijadas en la legislación para evitar que se repita el incumplimiento del desarrollador.

Más que vigilar la construcción se requiere que no se autorice la venta de las viviendas hasta que se tenga autorizada la municipalización, como una manera de terminar con este círculo vicioso en que el único que sale perdiendo es el comprador, que por su parte debe exigir al vendedor, antes de cerrar el trato, que le entregue una copia de la municipalización.

Ahora bien, el Ayuntamiento no da paso en falso, porque aún cuando el fraccionamiento no le ha sido entregado, cobra el Impuesto a la Propiedad Raíz (predial) y el Derecho de Alumbrado Público (DAP), pero se niega a proporcionar los servicios de limpia, seguridad y atención a la red de agua potable y alcantarillado, entre otros.

Aquí sí no cabe eso de ¿qué fue primero?, porque primero es la municipalización y luego la oferta de casas, no al contrario. Así se simple.

OTRO AÑO MÁS

Ante la proximidad de una momento especial, como la Feria de San Marcos, jornada de elecciones, la Navidad, el Año Nuevo y los Santos Reyes, renace la esperanza en el gremio taxista que escuchen en palacio mayor sus ruegos sobre un incremento a la tarifa, pero pasan los años y el silencio es la respuesta.

De manera personal, en grupo y mediante declaraciones ante los medios han expresado las razones que hay para alcanzar ese objetivo, principalmente por el aumento a los precios de gasolina, refacciones, llantas y taller mecánico, entre otras exigencias propias de su actividad, además que los obligan a adquirir un vehículo nuevo para suplir el que cumplió su vida útil.

A lo anterior se agrega la competencia de los vehículos particulares que dan servicio mediante aplicaciones digitales y de “taxis pirata”, que al no estar bajo control pueden cobrar lo que deseen, lo que el usuario paga ante la necesidad del traslado.

Sostienen que lo opuesto sucede con ellos, que tienen una tarifa fija desde hace varios años y están muy vigilados por los agentes de tránsito, que por la mínima falta les aplican la infracción y por rutina les prohíben hacer “parada” en sitios de mayor afluencia, como centros comerciales, hospitales, restaurantes, bares y calles o avenidas, por lo que sólo pueden levantar pasaje si lo solicitan cuando van circulando.

El presidente de la agrupación Taxistas Revolucionarios, José del Refugio Eudave Ortiz, esperaba que el 6 de enero recibieran la noticia del ajuste a la tarifa, en correspondencia a que concesionarios y choferes le cumplen a los usuarios y a la autoridad, para así atender las necesidades más urgentes, principalmente que el 80% del parque vehicular se está pagando a las agencias, algunos con un costo hasta de 260 mil pesos.

En este sentido, Eudave Ortiz dijo que “se extraña el modelo del Tsuru, el cual fue descontinuado por la armadora (Nissan), pero era un automóvil de 120 mil pesos y además muy bueno, ahora el más barato se ubica en los 170 mil pesos”.

Sostuvo que de acuerdo a la Ley de Movilidad el período para la revisión de la tarifa sería en febrero, por lo que de nueva cuenta buscarán negociar las mejores condiciones para este medio de transporte, que beneficie a los trabajadores del volante y no resulte muy gravoso a los usuarios.

El líder de Taxistas Revolucionarios puntualizó que ojalá se unifique el costo del litro de gasolina, porque hay estaciones que lo dan más caro, lo que crea un aprieto para ellos ya que tienen que acudir a los lugares donde la venden a un precio razonable, cuando debería de ser el mismo en todos los lugares.

PASO DE COSTADO

Aunque afirmó que continúa siendo priista, el subconsciente pudo haberle jugado una jugarreta a la ex senadora Norma Esparza Herrera, cuando habló en pasado. Al referirse a su sucesor en la presidencia del Comité Directiva del PRI, Enrique Juárez, que dijo pasa por una etapa complicada, afirmó que ella lo vivió “cuando fui dirigente de ese partido”, incluso sugirió analizar cambiar el nombre y el logotipo del partido “ya que la ciudadanía no quiere saber de él, cuando ve sus siglas, lo que implica renovación de personas para que pueda renacer”. Recomendó que para lograr una respuesta de los electores se debe “dar nuevas oportunidades (a los militantes) de elegir a sus candidatos desde sus bases”, algo que no hizo en su tiempo. Actualmente está ocupada en consolidar la Agrupación Renovación Democrática Nacional, de la que es secretaria de Organización y en donde convergen quienes han tenido cargos de elección popular o han sido funcionarios públicos bajo el cobijo del tricolor. Aseguran que no pretenden crear un partido sino generar espacios para el análisis y el debate sobre temas públicos y plantear soluciones a los problemas colectivos, que en esencia pudieron hacerlo al interior del propio instituto político.