Con la intención de evitar la proliferación de posibles casos de coronavirus (COVID-19) entre los usuarios de las diversas modalidades del transporte público, personal del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) emitirá una serie de medidas sanitarias que deberán ser acatadas en su totalidad, que sirvan para disminuir cualquier situación de riesgo.

El director del Transporte Público, Alberto López Regalado, precisó que personal de Movilidad ha sostenido acercamiento con autoridades de salud, con la intención de estar en sintonía e implementar así estrategias de salubridad que serían compartidas con todos los usuarios.

Dentro de las medidas que deberán de atender, se encuentra la limpieza general de camiones urbanos, taxis y unidades colectivas. También el uso de gel antibacterial entre los choferes y de ser posible compartirlo entre los pasajeros, además de ser necesario, los operadores deberán portar cubrebocas.

El funcionario explicó que las medidas a tomar no tienen como finalidad generar algún tipo de temor entre la población, pero sí la oportunidad de prevenir cualquier enfermedad respiratoria, incluyendo posibles casos de coronavirus.

Finalmente, explicó que personal de Transporte Público será el encargado de verificar que se cumplan las recomendaciones antes mencionadas, las cuales deberán ser atendidas a la brevedad posible.

“Incluso desde hace tiempo los choferes han tomado certificaciones diversas, entre ellas correspondientes a carácter de salubridad. Lo que pretendemos es que tomen todas las medidas higiénicas posibles para no exponer la salud de los mismos trabajadores del volante y de los usuarios”, explicó.