Para salir de la crisis sanitaria y económica que se avecina, se necesitará la unidad de todos los mexicanos, no obstante a estas alturas, “parece que hay quienes apuestan por que le vaya mal al presidente de México, señalan y presionan, antes que proponer y participar”, consideró el diputado morenista, Pedro Heder Guzmán Espejel, quien llamó a dejar de lado los tintes políticos que en esta contingencia estorban.
Los grandes empresarios apoyados por la Coparmex, Concamín y por varios gobernadores, deben entender que deshacer el Pacto Fiscal como promueven, no lleva a nada propositivo, antes bien, se les debe llamar a que cumplan con sus pagos al fisco correspondientes al año pasado, que de esa forma podrían aportar en mucho para hacer frente a la contingencia.
“Deben tener claro que en este nuevo sistema de Gobierno Federal, el dinero no va a quedar en manos de unos cuantos como estaban acostumbrados muchos que inclusive, tienen millonarias cuentas pendientes con el fisco”, y ahora, subrayó, quienes requieren del apoyo son las pequeñas y medianas empresas, que es a las que van dirigidas los incentivos.
Cierto es que ser empresario no significa ser millonario, sin embargo, es menester señalar que en las cuentas por cobrar del fisco se encuentran muchos que “tienen para vivir 1 y 10 vidas más, pues hay cuentas con pasivos fiscales de hasta 50 mil millones de pesos, imaginemos qué tanto se podría hacer con ese recurso, si se decidieran a pagar y no buscaran condonaciones”.
Se debe reconocer que ningún gobierno es perfecto, pero ahora lo que se hace es gobernar para todos de manera equitativa y “no concibo la idea de que en otros países la oposición apoye a su presidente y ministros, con la finalidad de salir de esta contingencia y México sea uno en donde los opositores desean que el presidente se equivoque, que haya más muertos y enfermos para culparlo”.
Si bien el mandatario nacional actual tiene la responsabilidad de velar por el bienestar de todos los mexicanos, subrayó Guzmán Espejel, no se debe dejar en el olvido que la situación actual se tiene porque en los gobiernos pasados imperó la corrupción y condonaciones de impuestos a empresarios ricos amigos de los políticos en el poder; “nunca se creyó que a México llegaría una contingencia de esta magnitud, pero bueno, hay que hacerle frente porque este país nos tocó y con estas condiciones”.
Añadió que a los gobernadores que ahora se alían para acabar con el Pacto Fiscal, les debe quedar claro que este gobierno no se endeudará ni cederá a presiones “de revoltosos”, pues a esta crisis sanitaria y la económica que está en la esquina, se hará frente con la transformación social que se ha impulsado.