Las enfermedades cerebrales son la primera causa de discapacidad a nivel mundial y es la segunda causa de mortalidad, por lo que mantener el cerebro sano implica no sólo prevenir la aparición de padecimientos, sino de generar bienestar, calidad de vida y prepararse para un envejecimiento saludable. Así lo señaló Carolina Bernal López, integrante de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes.
Detalló que el cerebro es vital para el bienestar general del organismo, por ello es importante valorarlo y cuidarlo como se merece, ya que puede generarse alguna situación en dicho órgano a cualquier edad y el tipo de enfermedad puede ser variable en cada etapa de la vida.
LARGA LISTA DE MALES. Estableció que los padecimientos del cerebro pueden afectar el sistema nervioso, por ejemplo: trastornos vasculares, malformaciones arteriovenosas y aneurismas cerebrales, tumores, ya sean benignos o malignos, enfermedades degenerativas, como el Alzheimer y enfermedad de Parkinson, trastornos de la hipófisis, epilepsia, dolores de cabeza e incluso migrañas, lesiones en la cabeza como las conmociones y trauma cerebral, trastornos del movimiento, como temblores, enfermedades desmielinizantes como la esclerosis múltiple, neuropatía oftálmica, neuropatías periféricas que afectan los nervios, trastornos mentales, como la esquizofrenia, trastornos de la columna vertebral, así como accidentes cerebrovasculares.

LO QUE LE HACE BIEN
· Alimentación saludable y equilibrada
· Hacer ejercicio físico regularmente
· Fomentar las relaciones sociales
· Sueño reparador -8 horas diarias-
· Mantenerse activo mentalmente

SUS ENEMIGOS
· Hipertensión arterial
· Colesterol alto
· Diabetes no controlada
· Tabaquismo y alcoholismo
· Obesidad y el sedentarismo.

CADA ETAPA, UN RIESGO
· INFANCIA. Pueden ser frecuentes las infecciones y traumatismos
· ADULTOS JÓVENES. Puede haber trastornos psiquiátricos
· ADULTOS MAYORES. Son comunes los eventos vasculares cerebrales, tumores, neuropatías y enfermedades neurodegenerativas.