Jesus Emmanuel Leon Vazquez 
Agencia Reforma

La presidenta de la organización Que siga la Democracia, Gabriela Jiménez, dice sentirse consternada tras la decisión que el pasado viernes adoptó el Consejo General del INE, de postergar el ejercicio de revocación de mandato del Presidente de la República.

Ex candidata morenista a una diputación federal, Jiménez acusó un clima de «persecución» de los consejeros electorales para impedir el ejercicio de la consulta.

«Estamos preocupados, porque hemos presentado 5.8 millones de firmas físicas, más el millón de firmas que ya tiene el INE, ya cumplimos con los requisitos y, no sólo llegamos a la meta (2.8 millones para que sea expedida la convocatoria), sino que duplicamos, y ahora le toca al INE cumplirle a la ciudadanía y a la democracia y portarse a la altura de las circunstancias.

¿Estás en desacuerdo con la decisión que tomaron los consejeros?

Por supuesto que estamos en desacuerdo, porque claro que tiene presupuesto. Ellos argumentan no tener presupuesto, pero por supuesto que sí tienen. Es más, en la discusión que hubo en el Consejo general, de los 11 consejeros cinco votaron a favor de que no se suspendiera el proceso.

Esto nos habla de que ellos saben que tienen las posibilidades de llevar a cabo este proceso. Creemos que sí les alcanza, solamente necesitan reducir sus gastos corrientes, bajarse los sueldos. Se vería muy bien que el INE se ajuste a la nueva ley de austeridad.

¿Qué medidas van a tomar?

Como asociación civil, por lo pronto no vamos a parar el trabajo. Seguimos todavía recolectando firmas. Ya hoy (ayer) entregamos 5.8 millones de firmas más. Y estamos analizando si vamos a presentar algún recurso, como principales afectados, tanto en la Suprema Corte como en la Sala Superior del Tribunal Electoral.

El consejero Ciro Murayama informó el viernes que había inhabilitado a 600 auxiliares, entre ellos a ti, por presentar registros apócrifos con fotocopias.

Eso hay que explicarle a la gente. Ese tuit que publicó Ciro Murayama fue muy irresponsable al decir que se me había inhabilitado, cuando es una completa mentira. De los casi 19 mil 500 auxiliares que tiene Que siga la Democracia, se inhabilitó a 36 auxiliares.

Su tuit sale redactado de tal forma que pareciera que se inhabilitó a Gabriela Jiménez o hasta a la misma asociación. Yo, la verdad, sí me preocupé, pero en la resolución se dice que se inhabilita a 36 auxiliares.

El consejero Murayama afirma que son miles de formatos con registros apócrifos.

El INE puso unas mesas donde se están verificando todas las firmas físicas, y nosotros registramos observadores que son ciudadanos voluntarios que están ahí, junto con los funcionarios del INE. Y tengo conocimiento de que más del 95 por ciento de las firmas están pasando sin ningún problema.

Desgraciadamente, en especial Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, se han dedicado a desprestigiar el trabajo de millones de ciudadanos, con declaraciones irresponsables, sacando las cosas de contexto. Yo sí creo que esto parece una persecución hacia los ciudadanos.

Hay quien sugiere que la Cámara de Diputados asigne más dinero al INE para que se pueda hacer este ejercicio.

¿Yo qué comparto? Yo creo que todos en la vida debemos ser congruentes, y si ellos requirieran mayor presupuesto, que se demuestre; pero que, primero, que se quiten todos sus privilegios, que se bajen los sueldos, tanto ellos como sus asesores, que se quiten los gastos médicos, y después ya se hagan números, para ver si realmente, con todas estas cosas que se quitaron, cuánto necesitan.

Lo que pasa es que ellos no quieren someterse a la austeridad y vivir con presupuestos fuera de la realidad.

Si ellos demostraran y fueran congruentes, y dijeran, «okay, vamos a ver cómo sacamos adelante este trabajo». Si ellos demostraran, con una corrida financiera, que aun y bajándose los sueldos, no les alcanza, que se les dé lo que se necesita.

¡Participa con tu opinión!