Tras el anuncio del cese de trabajadores por parte de la planta COMPAS, Mario Arredondo Manríquez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Automotriz del Estado, enfatizó que, aunque ya se han distribuido sobres informativos a los empleados sobre un programa de retiro voluntario, aún no se ha concretado ningún despido.

El líder sindical afirmó que actualmente el ambiente en la planta se describe como “tranquilo”, y que los trabajadores siguen realizando sus labores habituales. Según Arredondo Manríquez, la empresa y el sindicato están en constante comunicación para asegurar que el proceso de ajuste de personal se lleve a cabo conforme a la ley y con total transparencia.

Señaló que la participación del Gobierno Estatal ha sido crucial en este contexto, ya que la autoridad se ha comprometido a colocar módulos de empleo dentro de la planta para ofrecer alternativas laborales a aquellos que puedan verse afectados. Estas acciones buscan mitigar el impacto de los despidos y proporcionar apoyo a los trabajadores que opten por el retiro voluntario.

Enfatizó que, hasta el momento, no se ha registrado ningún cambio en el rendimiento. Sin embargo, reconoció que una reducción futura de la plantilla podría afectar las operaciones. “La productividad se mantiene estable”, señaló, resaltando el compromiso de la empresa de mantener la plantilla en la medida de lo posible.

Mario Arredondo aprovechó la ocasión para enviar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores de COMPAS, asegurando que el sindicato estará presente para apoyar y asesorar a todos los agremiados durante este proceso. “Estamos al pendiente y acompañando a nuestros compañeros para que todo se realice conforme a la ley”, finalizó.