Francisco Javier Pacheco Méndez, presidente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes, aseveró que los operativos de Transporte Público han estado muy duros hacia el gremio taxista, porque dicen que detienen las unidades sólo para revisar el uso del cubrebocas, la disposición del gel antibacterial y líquidos sanitizantes para desinfectar a los vehículos.
El dirigente de la SUOTA, recalcó que cuando se programan Revistas al transporte público, los concesionarios se aplican para presentar sus unidades de modo correcto en bien de la seguridad de los usuarios y de los propios choferes.
Francisco Javier Pacheco Méndez señaló que las inspecciones de la autoridad de Transporte se hacen para revisar lo sanitario, luego se van a revisar las llantas y otras cosas de las unidades, y luego proceden a sellar las puertas y a ser sancionados económicamente.
“Sin embargo, esas acciones deben ejecutarse dentro de las Revistas que deben ser programadas por la Dirección de Transporte y la Coordinación de Movilidad, pero eso no está sucediendo porque con el pretexto de la contingencia sanitaria por el coronavirus están checando cosas que no corresponden”.
Es correcto que todos los taxistas deben tener cuidado de conducir unidades que porten llantas nuevas o en un semiuso para garantizar la seguridad del vehículo y por ende de las personas que se movilizan en los vehículos.
Por último, el presidente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes, aseveró que este gremio requiere apoyo por parte de las autoridades de transporte e igual como se ponen estrictos con los taxistas, hagan lo mismo con las plataformas y con todos aquellos que prestan el servicio de modo pirata sean detenidos de una vez y por todas.