En el primer semestre, el Instituto Municipal de la Mujer de Aguascalientes otorgó servicios de carácter psicológico, jurídico y de trabajo social a un total de 1,773 mujeres en situación de violencia, y sin duda que estos hechos se han mantenido lamentablemente de modo elevado en el municipio capital, aseveró la directora Zayra Angélica Rosales Tirado.

En el año se han generado 3 mil 077 órdenes de protección en la unidad de atención de Villas de Nuestra Señora de la Asunción y que son atendidas por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, y esta cifra ha aumentado un 30% respecto del 2020.

Agregó que los indicadores de violencia del IMMA subieron un 50%, debido al confinamiento en los hogares a causa del COVID-19 y al estrés ocasionado por ello en las mujeres y los niños, y aquellas que ya sufrían esta condición de agresión se les multiplicó.

Detalló que el 75% de las agresiones son de carácter psicológico y en un 62% se relaciona también con la parte física.

Por esta razón, dijo, hay que seguir trabajando fuertemente en la prevención y ahí es crucial el programa de agente rosa que ya cuenta con 3 mil 500 colaboradoras para que a través de la información, la capacitación y el apoyo a las mujeres afectadas se reduzcan los índices de violencia a la mujer.

La unidad de atención del IMMA en la calle de Pedro Parga tiene registrados 253 servicios jurídicos, 160 de carácter psicológico y 229 en trabajo social. En el caso de la unidad de Nuestra Señora de Villas de la Asunción, se tienen 246 servicios de trabajo social, 338 en lo jurídico y 201 en el psicológico.

En la unidad de Insurgentes, comentó que antes no había tantas atenciones en este lugar y ahora subió con 101 servicios de trabajo social, 118 asuntos jurídicos y 127 de carácter psicológico a las mujeres.

Mencionó que en las capacitaciones de agente rosa se ofrecen en cuatro rubros, el primero es el desarrollo humano, la autoestima, el empoderamiento. El segundo punto es el marco jurídico para que sepan a dónde acudir y que protejan el tema de la igualdad y la equidad entre mujeres y hombres.

Otro asunto se relaciona con cómo identificar los conceptos sobre la violencia; y el cuarto punto plantea una estrategia comunitaria para trabajar y hacer solidaridad en todas las colonias.