Juan Carlos Orozco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México perdió 19 meses de generación de empleo, lo que significa que el sector privado dejó de crear 1.4 millones de plazas formales en lo que va de la pandemia.
Las cifras de empleo registrado en el IMSS en septiembre pasado indican que ya se rebasó ligeramente el nivel que se tenía en febrero de 2020, un mes antes de la debacle provocada por la pandemia.
Sin embargo, la tendencia ajustada de esta variable indica que para septiembre el número de empleos formales del sector privado debería estar 1.4 millones arriba de lo registrado por el IMSS, según cifras desestacionalizadas y estimaciones realizadas por REFORMA.
Las cifras desestacionalizadas de septiembre pasado muestran una ganancia de 17 mil 142 puestos de trabajo, con respecto a los que había en febrero de 2020.
Destaca el avance de los empleos permanentes, superiores en casi un cuarto de millón de empleos a los que se tenían antes de la declaración de la pandemia.
El ajuste estacional de las cifras revisa el comportamiento histórico de cada mes para identificar estacionalidades y hacer los ajustes correspondientes.
Esto significa que aunque el registro original marque una tendencia y un número específicos, el ajuste la corrige en función de la estacionalidad del mes analizado y la tendencia histórica de la serie de datos.
Bajo estas premisas se hacen comparables todos los periodos entre sí.
Las cifras originales del IMSS indican que en septiembre de 2021 el número de trabajadores registrados ascendió a 20 millones 594 mil 919.
Esta cifra aún está abajo de la que tuvo en febrero de 2020. No obstante, representó un avance anual de 892 mil 727 plazas.
Al término de septiembre el salario promedio fue de 432 pesos diarios, un aumento nominal de 7.3 por ciento anual.
En términos reales, el incremento anual del salario fue de 1.23 por ciento.