El pasado fin de semana el club Pulgas Pandas de Aguascalientes celebró su tradicional torneo de golf por motivo del día del padre, en donde se tuvo una muy buena respuesta de 42 parejas, así como un gran ambiente familiar a lo largo de todo el evento.
Este torneo se desarrolló el sábado por la mañana y se tuvieron dos categorías diferentes, una de padres e hijos, así como otra de padre e hijo adoptivo, premiando a las tres mejores duplas de cada cuadro y a los mejores tiros de oyeses.
En la categoría de padre e hijo, la pareja ganadora fue la de Carlos de la Rocha Senior y Carlos de la Rocha Junior, quienes culminaron su participación con un neto de 39, siendo los más destacados de todo el campeonato.
En segundo lugar estuvieron René Hernández y su hijo Eric Hernández, quienes terminaron con un neto de 40; mientras que en el tercer puesto, estuvieron Pedro Tovar y su hija Fanny Tovar, con un neto de 42 que los ayudó a completar el podio de esta categoría.
Para el cuadro de padre e hijo adoptivo, se registró un triple empate entre los tres mejores del torneo, todos con un neto de 43, así que el criterio de desempate fue la suma del hdcp, en donde Fernando Mellado y Ramiro Loera fueron los más destacados al sumar 39.
La pareja conformada por Alberto Sepúlveda y Paty Moraz fue la que obtuvo el segundo lugar con un hdcp de 43, mientras que la dupla de Juan Luis Nuez y Leonel Núñez fue la que completó el podio con un hdcp de 59.
Una vez terminado el torneo, se llevó a cabo la comida de convivencia y premiación, encabezada por el presidente del club Guillermo Olguín, y el profesor Adrián Cruz; no sin antes entregar un reconocimiento al ingeniero Armando Ávila Moreno, por su gran apoyo al club Pulgas Pandas de Aguascalientes.
De igual manera, se entregaron los premios a los mejores oyes del oyo #5, en donde Rafael Muñoz obtuvo el primer lugar al dejar la bola a 1.36 mts, superando a Gabriel Sánchez Jr con 1.66 m, Frida Medellín con 2.07 m, Juan José Padilla con 2.25 m y Carlos de la Rocha Jr con una distancia de 2.52 metros.