La entrada masiva de productos chinos a Aguascalientes plantea desafíos tanto para los empresarios locales como para los consumidores. Por ello, se requiere una respuesta integral que equilibre la apertura comercial con la protección de los intereses locales y la calidad de los productos disponibles en el mercado. Así lo afirmó Angélica Ortega Treviño, delegada de la zona centro de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana.

La especialista comentó sobre la creciente presencia de productos y empresas chinas en el estado de Aguascalientes, un fenómeno que ha estado ganando relevancia tanto a nivel local como nacional. Describió esta situación como «la crónica de una muerte anunciada», resaltando que, si bien siempre ha sido un problema latente, en los últimos dos años se ha vuelto más evidente.

Afirmó que este aumento se debe, en parte, a las modificaciones en las cuotas compensatorias para las importaciones, las cuales se han reducido en comparación con años anteriores, permitiendo un acceso más fluido de productos chinos al mercado mexicano.

Destacó que sectores antes protegidos o considerados estratégicos, como el textil y el calzado, han experimentado una apertura en las políticas de importación, facilitando aún más la entrada de productos chinos al país. “Este cambio ha sido impulsado por una política de comercio exterior de ‘puertas abiertas’, que, aunque buscaba fomentar el intercambio comercial, ha sido aprovechada por empresas chinas para expandir su presencia en el mercado mexicano”.

Subrayó que uno de los desafíos radica en la dificultad para tomar medidas correctivas debido a la legalidad de la entrada de estos productos al país. Aunque existen recursos para abordar prácticas desleales de comercio, en muchos casos, los productos chinos cumplen con todas las regulaciones necesarias para ingresar al mercado mexicano.

La proliferación de tiendas y comercializadoras de productos chinos en Aguascalientes refleja esta tendencia, y existe interés de muchos emprendedores locales en importar productos chinos para establecer sus propios negocios.