El gobernador Martín Orozco Sandoval supervisó la construcción del paso superior en Av. Aguascalientes y el fraccionamiento Parras, obra que presenta un avance del 30%; en los próximos meses podrá beneficiar a miles de aguascalentenses.

Este paso elevado tendrá un enfoque urbano y funcional que dará solución a esta zona que por muchos años ha sido un punto de congestionamiento vehicular.

También se contempla la construcción de un puente peatonal con accesibilidad universal, para los habitantes de los fraccionamientos aledaños.

Entre ambas obras, el Gobierno del Estado invertirá más de 70 millones de pesos, consolidando el circuito exprés del segundo anillo, que ha permitido en sus diferentes fases mejorar el tránsito de vehículos, ahorrando en los tiempos de traslado y disminuyendo las emisiones contaminantes en la ciudad, además de dar una nueva fisonomía a esta vía.

El titular de la SOP, Noel Mata Atilano, especificó que tendrá una longitud de 600 metros lineales; contará con cruces seguros y ahorrará combustible y tiempos a más de 52 mil vehículos que circulan diariamente por este punto.