Luis Armando Tostado Pérez, presidente del Colegio de Arquitectos, sostuvo que al comprar una vivienda se le recomienda a la gente no considerar únicamente la cuestión económica, pues hay otra serie de factores importantes que deben tomarse en cuenta, ya que es el espacio donde habitarán probablemente por el resto de su vida, y de no tomarse una decisión adecuada, puede implicar a largo plazo mayores costos para el adquiriente.

Indicó que para ello, puede solicitarse el apoyo de profesionistas –arquitectos o ingenieros, de preferencia– quienes en primera instancia harán un estudio del estado físico y estructural de la vivienda, valuación con la cual se busca descartar que haya riesgos al habitar algún inmueble.

Tostado Pérez destacó que además se verifican otros aspectos, como la orientación de la casa, la iluminación y ventilación del inmueble, así como su diseño en general, los cuales pueden ser fundamentales para que la vivienda sea habitable y confortable; así mismo, se hace un análisis del entorno, como que el fraccionamiento se encuentre municipalizado, que cumpla con las normatividades de construcción, y su cercanía de servicios como áreas verdes, comercios, escuelas y hospitales.

Señaló que aquellas personas que tengan dudas al respecto, pueden acercarse al cuerpo colegiado que encabeza y solicitar este tipo de dictámenes, en lo cuales también se puede conseguir información sobre el estatus del inmueble que se pretende adquirir, pues pueden acercarse a Registro Público de la Propiedad o a catastro para verificar que no tengan un gravamen; añadió que en este punto, trabajan en ocasiones de manera coordinada con el Colegio de Notarios Públicos.

Finalmente, el presidente del Colegio de Arquitectos aseguró que entre la población ha avanzado la cultura en cuanto a solicitar los servicios de asesoría para la valuación de un inmueble, pero aún hay un rezago respecto a los dictámenes para adquirir una casa.