Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- “Yo soy sordo y tengo una pregunta: Si me contagio de coronavirus y me llevan al hospital, ¿cómo se comunicarían conmigo los doctores? ¿Sí utilizan la lengua de señas mexicana?”, expuso el niño Santiago Vallejo al subsecretario de Salud Hugo López Gatell.

“Mi pregunta es: ¿cuándo podré volver a mis terapias (de rehabilitación)?”, planteó la menor Sofía Melo.

“Como niña con diabetes tipo 1 llevo un buen control de mi glucosa, ¿aún así estoy en mayor riesgo de complicación por el Covid-19?”, cuestionó Zulma, de 10 años.

Niños y niñas mexicanos exhibieron la otra cara de la epidemia al participar este jueves en la sesión especial que organizó la Secretaría de Salud (Ssa) para resolver sus dudas sobre el coronavirus, llamada “Pregúntale al Dr. Gatell”.

Aunque hasta ahora los niños no se encuentran entre los más contagiados y afectados directamente por el nuevo virus, la emergencia sanitaria también los ha impactado o ha agudizado los retos que enfrentan, como acceder a servicios de salud en caso de tener una discapacidad o estudiar en escuelas inadecuadas.

“¿Cómo vamos a respetar a Susana Distancia en el regreso a clases si muchos de los salones son pequeños? ¿Vamos a usar careta como los niños de China?, planteó la menor Clara.

Con sus preguntas mostraron que los pequeños mexicanos con enfermedades crónicas y discapacidad, o sin estas condiciones, y aún con miedo a la epidemia, están dispuestos a ayudar y a aprender de esta emergencia que ha paralizado al mundo.

“¿Qué podemos hacer los adolescentes para ayudar a los doctores en esta temporada que están siendo violentados por Covid?”, preguntó Alejandro.

Los niños y niñas trajeron esperanza. Mostraron que, incluso en las adversidades, pueden enfundarse en un traje de la heroína Susana Distancia para combatir, informándose, a la enfermedad Covid-19.

Incluso, Alexandra, de 6 años, lanzó al subsecretario Hugo López Gatell el mayor reto: lograr que la emergencia sanitaria por Covid-19 en México termine pronto.

La niña le sugirió, además, una fecha para “resolver” la epidemia que ha infectado a 19 mil 224 mexicanos, cobrado la vida de mil 859, encerrado a muchos en sus hogares y dejado a otros sin empleo.

“¿El coronavirus se va a resolver en cuánto tiempo? Yo espero que en mayo 7. Es que en mayo 8 es mi cumpleaños y quiero hacer una fiesta con mis amigos. Así que ¿puede intentar resolverlo hasta mayo 7?”, pidió.

Giuseppe Mallia, de 10 años, expuso la pregunta que quizá todos se hacen: ¿el mundo será diferente después de Covid-19?

López Gatell le respondió que el mundo puede aprender después de una pandemia que debe lograr una sociedad más justa.

Por lo pronto, el subsecretario ha logrado inspirar a una generación de niños que, tras verlo todas las noches en televisión, dicen querer estudiar epidemiología.

Quizá el futuro llegue sin déficit de estos profesionales, sin personas que no creen en los virus y sin gente que ataque a los médicos.