CDMX.- Guillermo del Toro tiene un pacto con los monstruos desde su infancia: ellos lo dejan ir al baño por las noches y él les paga con su amistad vitalicia… trato que ha cumplido.
El cineasta “oscareado”, que ha encontrado en las criaturas inspiración para sus películas, llegó a orinarse del miedo por capítulos de la serie Galería Nocturna y por un susto de su hermano, que se disfrazó de un mutante del programa Rumbo a lo Desconocido.
La relación que tiene con el crítico de cine Leonardo García Tsao, a quien conoció comiendo tacos al pastor, le permitió llegar a esos recuerdos para el libro “Guillermo del Toro: su Cine, su Vida y sus Monstruos”, donde desarrolla su historia a través de sus 10 películas.
La idea de escribir este libro, que ya está a la venta, surgió en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara de 2018, de acuerdo con el ex director de la Cineteca Nacional.
Pero fue hasta agosto de 2019 que logró reunirse con el realizador tapatío, durante la preproducción de Espíritus Oscuros, para conversar sobre sus inicios, sus juegos con la cámara de su papá, así como el poco apoyo para su cine fantástico.
La publicación, hecha en formato pregunta y respuesta, sigue un orden cronológico con Cronos, Mimic, El Espinazo del Diablo, Blade II: Cazador de Vampiros, Hellboy, El Laberinto del Fauno, Hellboy II: El Ejército Dorado, Titanes del Pacífico, La Cumbre Escarlata y La Forma del Agua. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)