Oscar Adrian Galindo Luna
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) publicó una guía para que autoridades federales, estatales y municipales atiendan con pertinencia cultural y lingüística a las comunidades indígenas y afromexicanas ante la emergencia sanitaria por el Covid-19.

En un comunicado, la dependencia dijo que aunque las regiones indígenas no se han visto agraviadas en la misma proporción que las grandes ciudades, este documento busca mitigar las condiciones de rezago histórico en atención a la salud, las dificultades para acceder a la información y las consecuencias sanitarias y económicas que pudieran afectarles.

Según el INPI, esta guía establece que la información relacionada con la epidemia sea traducida en las principales lenguas indígenas del país.

También, cuenta con mecanismos estratégicos para brindar asesoría y respaldo a la población indígena migrante.

El documento señala que todas las autoridades del Gobierno de México deben respetar la libre determinación y autonomía de las comunidades indígenas y afromexicanas estableciendo una adecuada coordinación con las autoridades comunitarias.

“También se deben respetar las medidas de contención y control que han implementado libremente los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, con el fin de salvaguardar la salud de la población dentro de sus tierras y territorios, puesto que éste es considerado un sector de mayor vulnerabilidad ante el riesgo de contraer el virus SARS-CoV-2, dada su realidad social y económica”, señala.

“Se privilegiará el diálogo para alcanzar acuerdos y decisiones a implementar en
comunidades indígenas y afromexicanas”.

De igual manera, se indica que los sospechosos o pacientes de Covid-19 tienen el derecho de contar con un intérprete en la lengua indígena que corresponda para atender y hacerse entender durante su atención médica.

En caso del fallecimiento, se deberá respetar la espiritualidad de su cultura, armonizada con las medidas sanitarias decretadas por las autoridades, prevaleciendo el respeto y la compasión humana por las personas que perdieron a un ser querido.

Respecto a la estrategia de recuperación económica, el INPI pide aplicarlas desde una perspectiva de sustentabilidad, incluyendo programas de transferencias monetarias para proyectos de autosuficiencia alimentaria, de producción primaria y de transformación para la generación de cadenas de valor, en acuerdo con la voluntad de los pueblos y la vocación de sus territorios.