Tras haber logrado un buen resultado en la ida, este martes el Barcelona soñaba con entrar a las semifinales de la Champions, pero el PSG les propinó un golpe de realidad al ganar 1-4 en un partido que se vio condicionado por la expulsión de Ronald Araújo a la media hora de juego.
Los blaugranas llegaron con una ventaja de 3-2 y en apenas 12 minutos abrieron el marcador en el Olímpico de Montjuic, gracias a un gol de Raphinha tras una buena acción de Lamine Yamal. En esos momentos, el Barcelona se ilusionó más al tener la serie controlada, pero al minuto 29 Ronald Araújo fue expulsado por cometer una falta en los linderos del área y por ser el último hombre.
En esos momentos, el Barcelona demostró su preocupación y todo empeoró cuando Ousmane Dembélé volvió a cumplir la ley del ex antes de que acabara la primera parte, dejando un marcador parcial de 1-1 y un global de 4-3, aún a favor de los catalanes.
A pesar de tener la ventaja, se sabía que el Barcelona iba a sufrir y más cuando el PSG anotó el 1-2 gracias a un disparo desde las afueras del área de Vitinha, quien empató la serie y le dio confianza a su equipo. Todo empeoró más para los culés cuando se señaló un penal a favor de los franceses por una falta de Joao Cancelo sobre Dembélé; el encargado de marcar desde los once pasos fue Mbappé.
En estos momentos, el Barcelona estaba fuera de la competencia y se dispuso a correr riesgos, mismos que casi funcionaban, pues Lewandowski y Gundogan estuvieron cerca de anotar, pero no lograron hacerlo. Por más que el Barça soñó con un posible empate de último minuto, al final fue todo lo contrario, pues en una jugada de contragolpe Mbappé finiquitó la serie con el cuarto gol.
De nueva cuenta, el PSG ganó 1-4 en Barcelona y ahora estará en las semifinales enfrentando al Borussia Dortmund, donde tratarán de regresar a la final para pelear por esa primera Champions en su historia.