Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La aspirina, ese medicamento barato y de uso común, podría ayudar a tratar una forma agresiva de cáncer de mama.
Investigadores del Reino Unido estudiarán el uso del ácido acetilsalicílico con el fármaco de inmunoterapia avelumab en pacientes con cáncer de mama triple negativo, el más agresivo y difícil de tratar.
El ensayo clínico es financiado por el programa Breast Cancer Now Catalyst, que busca acelerar la investigación y tratamiento del cáncer de mama, y cuenta con apoyo financiero de Pfizer.
De acuerdo con el ensayo, los pacientes se someterán al tratamiento con avelumab con y sin aspirina antes de la cirugía y la quimioterapia para determinar si el analgésico común puede hacer que los tumores sean más sensibles a la inmunoterapia.
El cáncer de mama triple negativo representa alrededor del 10 al 15 por ciento de todos los cánceres de mama y es más común en mujeres jóvenes y negras. Crece y se disemina más rápido que otros tipos de cáncer de mama invasivo y tiene opciones de tratamiento limitadas, lo que resulta en un peor pronóstico.
Investigaciones anteriores en ratones encontraron que combinar la inmunoterapia con aspirina ayudó a controlar el crecimiento del tumor.
También, Breast Cancer Now señaló que un análisis de estudios publicados encontró que el uso de aspirina en pacientes con cáncer puede estar relacionado con una reducción en las muertes por cáncer.
La directora del estudio es Anne Armstrong, oncóloga médica consultora del fideicomiso de la Fundación Christie NHS en Manchester.
“No todos los cánceres de mama responden bien a la inmunoterapia. Nuestra investigación anterior ha sugerido que la aspirina puede hacer que ciertos tipos de inmunoterapia sean más efectivos al evitar que el cáncer produzca sustancias que debilitan la respuesta inmunitaria”, dijo Armstrong en un comunicado.
“Los medicamentos antiinflamatorios como la aspirina podrían ser la clave para aumentar la efectividad de la inmunoterapia cuando se usan al mismo tiempo”, dijo Armstrong.