Ante el pleno legislativo, José de Jesús Altamira Acosta, secretario de Obra Pública del Estado (SOP), anunció que en el paso a desnivel que se construirá en segundo anillo a la altura del antiguo camino San Ignacio, es un proyecto planeado desde el año 2012 y en atención a las personas, se modificó este proyecto para dar accesibilidad a los ciudadanos de la zona al dejar un carril siempre abierto durante la obra.
Luego agregó que el proyecto del antiguo camino a San Ignacio fue modificado por acuerdo con la gente, además está sujeto al Plan 20-40 y los recursos federales han llegado y si no se ejercen deben ser retornados a la Federación. Acotó que ha habido acercamientos con los afectados por las obras y que ninguno le ha dicho que está en contra de las mismas.
CUESTIONAMIENTOS. Durante su intervención, el diputado de Partido Acción Nacional, José Manuel Velasco Serna cuestionó sobre el impacto ambiental que se tiene por la realización de las obras y qué se ha hecho para compensar el daño. El secretario respondió que en algunas obras se han modificado los proyectos para afectar menos al ambiente, además la compensación de árboles va más allá de la norma, “hay compensación de uno a 20, lo legal es uno a 5, pero el compromiso es incluir programa de reforestación para cumplir con sustentabilidad y medio ambiente”.
A su vez, la diputada de Morena, Natzielly Rodríguez Calzada le pidió los nombres de las empresas para la construcción de los pasos a desnivel y le solicitó una consulta pública ciudadana en el tema de la obra de López Mateos.
El funcionario estatal respondió que las empresas que están haciendo las obras de los pasos a desnivel son CAFA y Bonaterra, y en cuanto a la consulta pública contestó que la considerará.