Con una movilización aproximada de mil quinientas personas diarias desde el servicio de Taxi Seguro de la Central Camionera, a través de 750 carreras en tres turnos, el dirigente gremial Ernesto Ponce adelantó que ya se analiza el proyecto complementario de prestar el servicio a aquellas personas que tienen como destino final la terminal de autobuses.
Ante la constante petición de la ciudadanía de acceder a un taxi para llegar a la Central de Autobuses, dijo que este esquema obviamente operaría con taxímetro, la venta de boletos en caseta únicamente opera para aquellos pasajeros que toman vehículo de alquiler dentro de la terminal, aunque en ese mismo lugar se instalaría una base para atender el otro servicio.
Informó que la Coordinación de Movilidad suspendió por ahora cualquier revisión de ajuste de tarifa del servicio de Taxi Seguro de la Central de Autobuses, ya que es algo que debe solicitarse ante el Consejo Consultivo de Transporte Público.
Mientras tanto, los 230 concesionarios que acuden diariamente a prestar el servicio en la Central de Autobuses aplican las tarifas autorizadas en el programa de Taxi Seguro, la cual funciona a través de una caseta instalada en la terminal de transporte de pasajeros.
El dirigente del Taxi Seguro en la Central de Autobuses mencionó que cada día se prestan 750 carreras, un promedio de 250 por turno, y se aplican tres turnos, y en los fines de semana suelen incrementarse hasta 850 o 900 servicios, lo que compensa la baja actividad que se pudo registrar un martes o miércoles.
Ernesto Ponce aseveró que si un taxista seguro decide prestar un servicio fuera de la Central se encuentra obligado a aplicar el taxímetro.
Hoy en día, comentó que el sitio de la Central Camionera cuenta con 230 concesionarios y entre todos deberán analizar y decidir si amplían sus servicios únicamente hacia la gente que quiere regresar a la terminal de autobuses.
Luego, mencionó que todavía se tienen otros 70 concesionarios que tienen sitio de la Central de Autobuses y no han aceptado prestar el servicio, continúan optando por ruletear por las calles; muchos ponen de pretexto que el carril de estacionamiento de los taxis es pequeño.