Nallely Hernández y Alejandro Mendoza
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras más de 48 horas con fallas en los sistemas de validación de aduanas, y con ello la suspensión de operaciones internacionales, las actividades se reanudaron ayer, pero con una ola de quejas por retrasos, lentitud, filas kilométricas de vehículos de carga y sin ninguna información oficial de la causa de la problemática.
El SAT, responsable de los sistemas aduanales, informó que las intermitencias se debieron a una «actualización», pero que las actividades ya se habían normalizado.
Sin embargo, agentes aduanales que padecieron la detención del flujo de mercancías, nula conexión en enlaces y errores de validación, así como el llenar papeletas a mano, se quejaron ahora de una respuesta confusa y sin la anticipación necesaria del SAT o de la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM), a cargo de las zonas comerciales desde 2022.
«Hay absoluta opacidad en el sistema aduanal y en el SAT, esto no parece actualización, y si lo es, se les salió de las manos», dijo Fernando Ramos Casas, Presidente del Consejo Marítimo Portuario.
«La congestión en los pasos fronterizos ha generado pérdidas muy significativas para las empresas mexicanas del sector de comercio, servicios y turismo, especialmente para el autotransporte de carga. Mucha de la mercancía paralizada por horas es perecedera», expresó Héctor Tejada, presidente de Concanaco.
En Matamoros los operadores de transporte quedaron expuestos a la delincuencia.
Javier Saldívar Guerrero, delegado de la Canacar en Matamoros, dijo que quienes se desplazaron a Reynosa son víctimas de robos, asaltos y extorsiones.
Se estima que tan sólo en la Aduana de Laredo tomará hasta cinco días bajar la saturación.
En promedio transitan entre 18 mil a 20 mil tráileres por día en el Puente Laredo, y por esta vía pasa alrededor del 40 por ciento del comercio entre EU y México.
Zelina Fernández, directora del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) indicó que sus 270 empresas socias han sido afectadas.
«Aún es muy pronto para estimar las pérdidas en retrasos, almacenaje, incumplimientos y demoras; estamos evaluándolo, llevando un sondeo con nuestros socios, pero esto nos impacta mucho en el comercio exterior», señaló.
Con información de Benito Jiménez, Miguel Domínguez y Benito López