Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Habilidades técnicas y profesionales ligadas a la ciberseguridad, al desarrollo de software y al análisis de datos van al alza en un gran número de empresas, mientras que otras vinculadas a actividades de ventas y administrativas se están rezagando, según un estudio de Manpower.
A raíz de la pandemia, apunta, se está presentando la mayor revolución de habilidades desde la segunda Guerra Mundial. Por ello, casi 60 por ciento de los empleadores no encuentra en aspirantes jóvenes las habilidades necesarias para una eventual contratación.
«La aguda escasez de habilidades está exacerbando en demanda de tecnología. Continúa la necesidad por ciberseguridad, desarrollo de software y analistas de datos. Y también hay una creciente demanda de habilidades profesionales o de poder: en tiempos de rápida transformación e incertidumbre, estas llamadas habilidades blandas son más importantes que nunca en los trabajadores y en los líderes», señaló Manpower en el estudio «Lo que los trabajadores quieren».
En contraste, según la firma de capital humano, algunas actividades como ventas y marketing; hotelería y esparcimiento, y administración y mantenimiento de oficinas reportan una menor demanda.
El estudio advierte que las mujeres son el sector laboral más afectado por la pandemia, ya que el 59 por ciento se encuentra en servicios de alojamiento y alimentación.
«El mayor cambio de la fuerza laboral y reasignación de habilidades desde la Segunda Guerra Mundial, comenzó en marzo. Las habilidades que estaban de moda en 2019 ahora podrían estar obsoletas; y el cambio es rápido: incluso las habilidades más demandadas en la fase inicial de la crisis son diferentes a la demanda que surge ahora y que se espera en el futuro», consideró la firma.
Entre las habilidades blandas más solicitadas se encuentran la comunicación, priorización, adaptabilidad, integridad, pensamiento analítico, toma de iniciativa y empatía, entre otras.
Otra destreza muy solicitada, de acuerdo con Manpower, es la ‘resolución de problemas’, que incluye pensar en forma creativa, identificar y resolver problemas de manera independiente, así como sugerir ideas nuevas para cumplir con el trabajo.
«Para el empleador, que la persona demuestre competencias de este tipo significa que serán capaz de responder mejor a los cambios en el lugar de trabajo, de ahí que resulte importante desarrollar esas destrezas en el trabajo o a través de capacitación propia», señaló Tania Arita, gerente regional en Talent Solutions, firma ligada a Manpower.

¡Participa con tu opinión!