Nuevamente la basura jugó un papel importante en el taponamiento de los caimanes en Calvillo, que provocó inundaciones tras la intensa lluvia que cayó la noche del pasado viernes en aquella demarcación, destacó el director operativo de la Coordinación Estatal de Protección Civil, capitán Miguel Olguín Olmedo, quien detalló que esta precipitación atípica afectó directamente a 9 casas de una privada, así como a cinco domicilios, donde el agua alcanzó niveles de dos metros, ya que éstos se encuentran por debajo del nivel del cauce del propio arroyo Ojocalientillo.
En entrevista con El Heraldo, el funcionario estatal informó que la fuerte lluvia registrada la noche del pasado viernes en Calvillo provocó el desbordamiento del arroyo de Ojocalientillo, lo que hizo que dos camionetas que estaban estacionadas sobre la calle Cuauhtémoc, la cual corre paralelo al cauce, fueran arrastradas por la fuerza del agua y quedaran atoradas con un camión de volteo.
Comentó que derivado de la gran cantidad de agua, se generó un arrastre de bastante material y basura, ocasionando el taponamiento de caimanes y algunas coladeras del drenaje, generándose el colapso del mismo. En tal sentido, dijo que en la Privada Cuauhtémoc, 9 casas resultaron afectadas por el taponamiento del drenaje en dicha área, que hasta el momento no se ha podido recuperar, para lo cual trabaja de manera intensa el personal de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de aquel municipio para rehabilitarlo cuanto antes.
Asimismo, dijo que se trabajó en el auxilio de personas, para lo cual se utilizaron motobombas para sacar el agua de algunos domicilios que resultaron más afectados, particularmente de 5 domicilios, donde el agua alcanzó niveles de 2 metros ya que éstos se encuentran por debajo del nivel del cauce del propio arroyo. A pesar de lo anterior, puntualizó que no hubo personas lesionadas ni fallecidas.
“Esto suena exagerado, pero desafortunadamente estas construcciones están por debajo del nivel de la calle, o a nivel del embovedamiento del arroyo Ojocalientillo. Por eso es que en estas casas el agua subió tanto, de 5 a 8 casas sufrieron ese daño”.
Indicó que se realizó un trabajo interinstitucional en el que participó el Ejército, la Coordinación Municipal y Bomberos de Calvillo, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Obras Públicas, Servicios Públicos Municipales, el organismo operador del agua potable, así como el propio alcalde Adán Valdivia, quien se sumó a los trabajos de supervisión de obras de su personal.
El funcionario apuntó que los trabajos se pararon al filo de las 6:30 de la mañana y más tarde continuaron con las labores de limpieza y desazolve. Sin embargo, señaló que la Coordinación Estatal de Protección Civil mantiene la vigilancia y el monitoreo permanente no sólo de las presas de Calvillo, sino de la totalidad de las que están en todo el estado, para garantizar las medidas preventivas de regulación y almacenamiento a fin de poder resistir el embate de lluvias atípicas.
Por su parte, el Gobierno Municipal de Calvillo señaló que luego de una detallada revisión de los daños que ocasionaron las lluvias, se registraron afectaciones por inundaciones en 35 viviendas y tres establecimientos comerciales.
Ocho casas fueron afectadas en la Privada Cuauhtémoc, de la colonia Morelos; 18 más en la Gómez Portugal de la zona Centro y 9 casas en la calle Zaragoza, también de la zona Centro. En algunas viviendas el agua subió por encima de un metro de altura.
De los establecimientos comerciales, el reporte indicó que fue una tienda de abarrotes, una papelería y un negocio de comida, en donde el agua ocasionó daños parciales en estos lugares.
Durante la madrugada de este sábado 29, el alcalde Adán Valdivia López se mantuvo en el lugar supervisando los trabajos de desagüe y limpieza, e informó que de inmediato se dispuso un albergue que se ofreció a los afectados, al igual que las habitaciones que dos hoteles pusieron a disposición de los ciudadanos, quienes prefirieron pasar la noche con familiares.
El titular de Protección Civil explicó que las lluvias que cayeron anoche, fueron totalmente atípicas ya que en menos de dos horas cayeron 40 milímetros de agua en una estrecha zona de la geografía calvillense. Calvillo capta en todo el año un promedio de 536 milímetros, por lo que la tormenta del viernes 28 representó casi el 8% de lo que habitualmente llueve en el municipio a lo largo del año.