En alerta máxima se encuentra la unidad estatal de Protección Civil, misma que ha activado los protocolos del Plan de Contingencias, al existir pronósticos de lluvias muy fuertes durante las siguientes 96 horas.
El titular del área, Héctor Reyes Hernández, indicó que debido a la depresión tropical “Hanna”, la cual a pesar de que se estima se pueda degradar en las próximas horas, el Servicio Metrológico Nacional ha pronosticado lluvias intensas durante esta semana, las cuales podrían venir acompañadas de descargas eléctricas, granizadas y rachas fuertes de viento durante las mismas precipitaciones que podrían alcanzar incluso ráfagas hasta de 45 kilómetros por hora.
Dentro de las recomendaciones emitidas por Protección Civil del Estado, se encuentra no subestimar la fuerza y velocidad del agua, corriente en arroyos y ríos en el caso de las zonas rurales, así como en las calles o avenidas para la zona urbana durante las tormentas, por los cuales deberán evitar cruzar ya sea caminando o en vehículos. Reyes Hernández, también pidió a la población evitar arrojar basura en la calle, ya que es la primera causa de que las alcantarillas colapsen, generando encharcamientos con altos niveles de agua, vehículos varados y accidentes vehiculares, y en ese sentido, solicitó a los automovilistas, no circular por los pasos a desnivel cuando la lluvia sea intensa y buscar rutas alternas para no quedarse atrapados en el agua estancada. El Plan de Contingencias dispone de una capacidad de activar hasta 40 refugios temporales, con espacio para 2 mil 600 personas, además de ser necesario se dispondría de una fuerza de tarea de 300 unidades y 500 elementos de las distintas corporaciones del Gobierno trabajando todas en manera conjunta.
“Otras de las acciones que se realizan, son los recorridos de supervisión de presas, bordos y cuerpos de agua del estado, así como de lugares en los que habita población vulnerable para detectar las necesidades más apremiantes”, indicó.