Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Migrantes de la caravana que arribó el domingo pasado a la Ciudad de México, provenientes de Chiapas, se reunieron en el antimonumento +72, en Paseo de la Reforma, donde denunciaron abusos por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), tales como extorsión, falsificación de documentos y maltrato físico.
«Pedimos al INM que deje de engañar migrantes, que deje de dar tarjetas falsas, ellos sólo querían desintegrar la caravana, que no se viera en las calles, migración nos dio comida mala, por eso yo tengo odio contra ellos, nos golpean y se burlan de nosotros» dijo el centroamericano Edgar Alducia.
Concluido el acto, en el marco del Día Internacional del Migrante, los extranjeros se dispusieron a entrar a Chapultepec, pero la seguridad del recinto intentó impedirles el paso.
Tras un diálogo con elementos migratorios, se les permitió el acceso al bosque, donde permanecieron por varios minutos y aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo tras más de 50 días de caminata desde el sur del País.

¡Participa con tu opinión!