Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Trabajadores de la salud exigieron en una marcha al Gobierno de Chiapas la libertad del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca, detenido el pasado fin de semana tras ser acusado de abuso de autoridad por la hija de un político que murió a causa de Covid-19.
Médicos, enfermeras, camilleros y familiares del urgenciólogo iniciaron su recorrido con gritos, aplausos y pancartas con rumbo al Palacio de Gobierno, en Tuxtla Gutiérrez.
“Como gremio médico, estamos unidos en protestar y dar apoyo total al Dr. Gerardo Vicente Grajales Yuca. Exigimos su inmediata libertad”, se urgió en la pancarta principal que desplegaron los inconformes.
Al llegar a Palacio de Gobierno, los integrantes de diversos colegios aseguraron que es ilegal detener a un colega por la muerte de Miguel Ramírez López, ex dirigente del Partido Mover a Chiapas, cuando el Gobierno no los dota de medicamentos e insumos necesarios para lograr una buena atención.