Sindicalizados independientes del Instituto de Seguridad y Servicios de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), exhibieron la falta de protocolos de prevención interna, por lo que al sentirse expuestos de contagio por coronavirus, realizaron paro de labores suspendiendo con ello durante algunas horas actividades en el área de prestaciones económicas de la misma subdelegación, hasta que finalmente fueron atendidos sus reclamos.

Rosa María Bonilla Barrón, secretaria general del Sindicato Independiente del ISSSTE, quien habló en representación de alrededor de 120 empleados, lamentó en un principio la falta de coherencia de las autoridades médicas, al indicar que por una parte piden extremar precauciones para prevenir la presencia de COVID-19, pero por el otro lado no proporcionan elementos para aplicar los protocolos para su personal.

Indicó que el edificio del ISSSTE, carecía de filtro sanitario, papel higiénico, así como gel antibacterial y cubre boca, lo que no solamente ponía en riesgo la integridad de los trabajadores, sino incluso de los derechohabientes.

En toma de presión, los trabajadores sindicalizados, anunciaron que suspenderían actividades en servicios en trámites de pensiones, credencialización, así como vales y préstamos personales, principalmente.

Lo anterior, originó que fueran atendidos por José Navarrete, jefe de Atención al Derechohabiente, quien finalmente se comprometió a atender las peticiones de los inconformes.

“No tenemos respuesta, lo único que nos dicen es que de aquí al lunes pueden cambiar las cosas y que nos esperemos, y si queremos faltar que tomemos nuestras vacaciones. No estamos de acuerdo, estamos expuestos”.