Edgar Hernández
Agencia Reforma

TAPACHULA, Chiapas.- Un grupo de africanos se abalanzó sobre las rejas de la entrada principal de de la estación migratoria Siglo XXI y rompieron los cristales de la caseta de vigilancia.
Los extranjeros protestaban frente al inmueble en demanda de atención por parte del Instituto Nacional de Migración (INM), que mantiene cerradas sus oficinas en esta ciudad fronteriza luego otro incidente en el que cubanos irrumpieron en las instalaciones y causaron destrozos.
De acuerdo con testimonios, los desmanes de ayer ocurrieron después que una migrante en el interior de la estación iba a ser liberada y al ver a un familiar en el exterior de la reja corrió, pero fue interceptada por policías y agentes migratorios, lo que provocó reclamos de quienes protestaban.
El Ejército mexicano, policías federales y estatales arribaron al lugar para resguardar el orden.